Copa de la Liga

River fue derrotado por Talleres 1 a 0

Con una mayoría de suplentes, el Millonario perdió en la Fecha 11. Con esta derrota, el equipo de Gallardo se mantiene segundo, a 5 de Racing, el puntero de su zona.

20 Abril de 2022 20.02

La Copa de la Liga ingresó en una etapa de definiciones y varios equipos quieren quedar a tiro de lograr sus objetivos. En el marco de la Fecha 11, River Plate se presentó en el Mario Alberto Kempes para enfrentar a Talleres de Córdoba, con el arbitraje fue Patricio Loustau. 

El elenco alternativo del Millonario buscó emular el funcionamiento del titular, aún con algunos retoques de estilo, como la inclusión de Mammana, central natural, como lateral derecho. Apostó a presionar alto, a encontrar generación de juego con Pochettino, Palavecino y Paradela (más las diagonales de Simón) y a salir por abajo mientras su rival se lo permitió.

Sin embargo, la T obturó los circuitos con las líneas bien juntas y prescindió de la elaboración, desplegándose en un 4-2-4 en ataque a partir de pelotazos largos para que pivoteen Santos y Girotti, o que encuentren el espacio abierto Valoyes y Fértoli. La consecuencia, un desarrollo con muy pocas emociones.

El primer remate franco al arco de la visita se dio a los 33 minutos, con un intento de Palavecino que se fue por encima del travesaño. Y a los 40 tuvo la chance más clara del capítulo inicial. Probó Paradela, Herrera dio rebote, le quedó a Zuculini, otra vez contuvo el guardameta, y en el tercer intento, ante el tiro de Simón, Pérez frenó la pelota con el pecho cerca de la línea.

Talleres complicó a River en el comienzo del complemento. Con otra mentalidad y actitud, lo fue empujando. Primero, con la falta de Paradela que derivó en un tiro libre en el borde del área (el VAR analizó si fue penal y concluyó que no). Luego, con el gol, a los 8 minutos.

Girotti envió el centro, Benavídez devolvió y Valoyes, con una pirueta ante la pasiva salida de Armani, rubricó el 1-0. Y el dominio del dueño de casa se extendió, al punto que Santos estuvo cerca de ampliar la diferencia.

Marcelo Gallardo, entonces, movió el banco con intensidad. Mandó al campo a Enzo Fernández, Matías Suárez y Nicolás de la Cruz. A los 27, el uruguayo armó una acción individual aprovechando una cortina del ex Belgrano, remató, y forzó una enorme atajada de Herrera.