• Dólar
  • BNA $165.75 ~ $173.75
  • BLUE $309.00 ~ $313.00
  • TURISTA $272.25 ~ $285.45

30 C ° ST 29.65 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Final caliente

Sebastián Villa y Johan Carbonero se pelearon en la final de Boca-Racing y fueron expulsados

Los colombianos se pelearon en el final del tiempo regular y el árbitro les marcó tarjeta roja directa.

06 Noviembre de 2022 19.53

Boca Juniors y Racing Club igualaban 1-1 sobre el final de 90 minutos reglamentarios por el Trofeo de Campeones, cuando hubo una insólita doble expulsión. En el estadio La Pedrera de Villa Mercedes, San Luis, el Xeneize se puso en ventaja por intermedio de Norberto Briasco a los 18′; mientras que la Academia igualó rápidamente por obra de Matías Rojas (22′).

Al margen de los goles, poco para destacar de un encuentro muy disputado en el que ambos equipos buscaron cuidarse lo más que pudieron. Salvo cuando restaban apenas segundos para la finalización de los 90′ reglamentarios, cuando Sebastián Villa y Johan Carbonero se ganaron la tarjeta roja por una insólita acción.

Los colombianos fueron expulsados de manera infantil tras una pelea. Aunque no hubo una agresión física certera, se pechearon y empujaron y los árbitros no dudaron. Si bien el juez principal Facundo Tello no los vio, fue informado por sus ayudantes y los mandó antes a las duchas. A juzgar por la acción, resulta un tanto apresurado, ya que por con una amarilla para cada uno alcanzaba.

Dio la sensación de que Boca Juniors sintió más la expulsión, ya que Sebastián Villa era la figura de su equipo. En cambio, en Racing Club hacía varios minutos que había perdido la pelota y Johan Carbonero prácticamente no recibía la pelota en ataque. En la misma acción, Hugo Ibarra también fue expulsado por protestar.

Ya en el primer tiempo suplementario, a los nueve minutos, el que se ganó la tarjeta roja por doble amonestación fue Alan Varela. Bien expulsado el mediocampista de Boca Juniors, que llegó a destiempo y cuando Aníbal Moreno lo anticipó, le metió una dura patada.

Carlos Alcaraz, quien estaba cerca de la acción, corrió desesperadamente al árbitro para informarle, pero Facundo Tello ya tenía la tarjeta en la mano. Varela lo lamentó, pero se fue sin protestar, sabiendo que había cometido infracción merecedora de amonestación.