• Dólar
  • BNA $884.5 ~ $924.5
  • BLUE $1280 ~ $1280
  • TURISTA $1415.2 ~ $1415.2

14 C ° ST 14.17 °

Unión Radio 91.3 en vivo

La sequía produciría una caída histórica de las exportaciones del país

Así lo estima la Cámara Internacional de Comercio en Argentina. Además, calculan que los despachos de granos y derivados al exterior tendrían una pérdida de US$15.000 millones.

27 Marzo de 2023 20.34

La sequía severa que sufrió gran parte del país provocará en la economía un “impacto histórico” en la economía. Los despachos de granos y derivados al exterior podrían caer en US$15.000 millones, lo que convertiría a esta merma “en la mayor de toda la historia”.

Así lo calificó el informe realizado por el consultor y presidente de la Cámara Internacional de Comercio en Argentina (ICC), Marcelo Elizondo, quien advirtió que las agroexportaciones (primarias o manufactura) representan 65% del total enviado comercialmente al exterior.

El director de la consultora DNI explicó que, si se efectúa una comparación en los últimos 30 años, las exportaciones argentinas registraron descensos (medidos en dólares) en 8 ejercicios en esa serie: en los años 1998, 1999, 2002, 2009, 2012, 2014, 2015 y 2020

¿Querés recibir más información sobre el campo?

De esas caídas, la mayor medida en dólares corrientes hasta hoy fue la del año 2009, con un descenso de US$14.346 millones. La segunda mayor caída se produjo en 2014, con un descenso de US$12.691 millones. La tercera mayor caída ocurrió en 2015, con una reducción de US$11.546 millones. La cuarta mayor tuvo lugar en 2020 con un descenso de US$10.231 millones. La quinta fue en 2012 con una mengua de US$3341 millones. La sexta mayor caída tuvo lugar en 1999 con un achicamiento en US$2522 millones. La séptima mayor fue la de 2022 con US$892 millones. Y la octava ocurrió en 1998 con US$575 millones de reducción.

Por el impacto de la sequía, la Argentina registraría una caída histórica en sus exportaciones

El experto en negocios internacionales consideró que, si se cumplen las previsiones, la caída de las exportaciones argentinas en 2023 (medidas en dólares corrientes) computadas nominalmente en moneda internacional será la mayor de los últimos 30 años, desde que el campo comenzó a mostrar la última gran espiral creciente de sus exportaciones.

Los dólares no alcanzaron pese al récord de precios

Más adelante remarcó que “lo significativo del caso para este ejercicio no es el impacto en lo productivo sino en la situación cambiaria. La Argentina padece un régimen cambiario insostenible e inviable”. Por eso, en 2022 y aun con récord nominal histórico de exportaciones, los dólares “no alcanzaron”, sostuvo.

Luego alertó que, “mucho peor será la situación con unos US$15.000 millones menos”. Estimó que, en términos de Producto Bruto Interno (PBI) la caída esperada este año será la segunda mayor en la historia, equivalente a un 3,03% del proyectado en dólares estadounidenses. Esta cifra es solo superada por la de 2009 (-4,31%). Luego, fueron menores -desde esta perspectiva- todas las demás: en 1998 representó 0,19%; en 1999 supuso 0,89%; en 2022 equivalió a 0,91%; en 2012 representó 0,61%; en 2014 lo hizo en 2,39%; en 2015 fue 1,94%; y en 2020 representó 2.65%.

Finalmente, advirtió que, aunque el análisis de 2023 se efectúa contra un PBI nominado en dólares al tipo de cambio oficial, a todas luces está distorsionado: si se efectuara contra un tipo de cambio “de mercado” (conforme las cotizaciones de los dólares menos regulados) el ratio para 2023 rondaría 6%.

Y si se compara la presente situación de las reservas de libre disponibilidad del Banco Central (que, en caso de tener holgura, hubieran podido atenuar el impacto, como ocurrió en algún otro año de los comparados) el contexto luce, en términos cambiarios, más apretado aún.

Elizondo afirmó que conviene recordar que para la anterior gran caída, la de 2009, la Argentina ingresó con reservas totales (2008) de unos 50.000 millones de dólares.

En el final del informe, el especialista puntualizó sobre “la seriedad del panorama cambiario. Altamente dependiente de la balanza comercial de bienes, la situación cambiaria será en 2023 (si se cumplen las previsiones citadas al inicio de este trabajo) sumamente compleja, como efecto de la peor performance comercial exterior”.