• Dólar
  • BNA $887.5 ~ $927.5
  • BLUE $1345 ~ $1345
  • TURISTA $1420 ~ $1420

10 C ° ST 8.83 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Golpe al bolsillo

Se dispararon los precios de los alimentos y la salud por la inflación

El INDEC publicó el IPC de agosto y lo que más aumentó en el mes fue la comida y la salud. ¿Qué variables incidieron en el encarecimiento de estos rubros?

13 Septiembre de 2023 18.18

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer este miércoles el dato de inflación de agosto, que fue del 12,5% en el mensual y del 124% interanual.

Así, 2023 acumula un nivel de suba de precios del 80,2% en los primeros ocho meses del año. La categoría que más subió fue Alimentos y Bebidas, que registró un nivel de subas del 15,6% en promedio, seguido por Salud, con el 15,3%. 

Sebastián Menescaldi, economista y director de Eco Go, reconoce que el dato del IPC “fue peor que lo esperado” y advierte que el dato de Alimentos y Bebidas, que contribuyó a la aceleración de precios del mes y se incrementó en agosto casi 10 puntos porcentuales respecto de julio de este año, se vio impulsado, principalmente, por un alza del valor de la carne.

"Lo que pasa es que Alimentos y Bebidas es lo más inelástico a la suba de precios. Se puede dejar de ir a un restaurante o al cine para esparcimiento. Incluso, se puede rever qué medicamentos son esenciales y cuáles no, ante una necesidad de ajuste en el gasto hogareño, pero comer, hay que comer todos los días", apunta al respecto el economista Christian Buteler.

Si bien explica que es posible bajar la calidad de los productos que se compran, como variable de ajuste, o ir hacia segundas marcas, lo cierto es éstas que están subiendo también. Es por eso que se encareció tanto ese grupo de productos. Sin embargo, tal como se dijo, la principal variable que impulsó el encarecimiento de los alimentos fue la carne.

La carne, una variable clave para la inflación de agosto

Ese fuerte salto en el valor de la carne se produjo, según Menescaldi, como consecuencia de la devaluación del 22% que aplicó el Gobierno después de las PASO, el 14 de agosto, y también por el efecto del dólar maíz, que incidió fuerte en los costos de producción ganadera, ya que los feed lots tienen como insumo esencial al maíz.

Claudio Caprarulo, director de Anlytica, afirma que “un salto en alimentos y bebidas ya estaba proyectado porque el precio de la carne, que venía pisado para controlar las consecuencias de la sequía” en el bolsillo de la población. Sin embargo, menciona que había comenzado a subir el precio y que esa dinámica en la carne se vio más afectada aún tras la devaluación.

Lorenzo Sigaut Gravina, jefe de Macroeconomía de Equilibra, apunta en la misma línea que "el precio mayorista de la carne ya venía subiendo en el mercado de Cañuelas una suba fuerte antes de la devaluación y se combinaron ambos efectos luego del 14 de agosto: el alza de los valores por mayor con el efecto de la suba del dólar".

La carne y sus derivados subieron una suba muy pronunciada en agosto. 

La carne y sus derivados subieron una suba muy pronunciada en agosto.

Por otro lado, Menescaldi menciona como un elemento adicional que se registraron subas importantes en verduras y hortalizas. Y es que esa categoría de alimentos, según informó el INDEC, se ubicó en el grupo de bienes y servicios con comportamiento estacional. Es decir, que tienden a subir habitualmente en esta época del año por cuestiones de relación entre producción, oferta y demanda.

Así, la carne y sus derivados, según el detalle del INDEC, subió 25,6% en Gran Buenos Aires y Verduras, Tubérculos y Legumbres se incrementaron 19,3%, mientras que el café, el té y el cacao aumentaron 12,6% y el pan y los cereales treparon 11,6%. "Esos son los ítems que más se encarecieron el mes pasado dentro de la canasta de alimentos que toma el IPC", destaca Fabio Rodríguez, economista y director de MyR Asociados.

El fuerte salto de esos y otros productos aislados redundó en una suba contundente del 15,6% general, que tal como menciona el economista Pablo Ferrari se vuelve aún más preocupante cuando se tiene en cuenta que el alza de julio de alimentos había estado por debajo del 6%, al ubicarse en el 5,8% mensual.

Salud: los insumos aumentaron muy fuerte

En lo que respecta al rubro salud, en tanto, el alza de agosto fue del 15,3%, tal como se dijo y está muy relacionada a un encarecimiento de los insumos, ya que el ítem de Productos medicinales, artefactos y equipos para la salud aumentó un 20,8% en Gran Buenos Aires y el gasto en Prepagas subió 8,7% en ese distrito el mismo mes.

"Lo de la salud responde al impacto de la devaluación, que elevó los precios de los medicamentos a nivel nacional un 18,3%", apunta Menescaldi al respecto.

Y es que, en el caso de los insumos, la fuerte alza se explica por el encarecimiento del dólar para los importadores, por un lado, a raíz de la aplicación del impuesto PAIS para acceder al tipo de cambio para cancelar ese tipo de operaciones, que se dio en el marco de la decisión del Gobierno de avanzar hacia una devaluación, que inició en agosto.

Recordemos que muchos de los insumos que utiliza la salud y la industria farmacéutica son importados, por lo que es lógico que el salto en el tipo de cambio que se implementó haya incidido fuertemente en el salto de precios de los mismos.

En consecuencia, el alza de insumos y de prepagas se combinaron para dar un aumento muy impactante del rubro salud en agosto. Sin embargo, de cara a lo que viene, Sigaut Gravina apunta que "la suba de las prepagas se congeló a partir de septiembre", por lo que es esperable que la incidencia de este rubro sea menor a lo largo del mes en curso.