Madonna pidió una audiencia con el Papa Francisco para discutir “asuntos importantes”

Durante su carrera, la cantante estadounidense tuvo fuertes cruces con el Vaticano y hasta fue excomulgada.

05 Mayo de 2022 09.35

Tras casi dos semanas de inactividad en su cuenta oficial de Twitter, Madonna volvió a hacer una publicación en esta red social. Sin embargo, lejos de hacer un anuncio respecto de su carrera musical, le hizo un sorpresivo pedido de reunión al papa Francisco.

"Hola @Pontifex Francis —Soy una buena católica. ¡Lo juro! ¡Quiero decir no juro!", comenzó su mensaje la cantante estadounidense de 63 años, que cuenta con 2,7 millones de seguidores en Twitter.

Tras esa breve introducción, lanzó su petición: "Han pasado algunas décadas desde mi última confesión. ¿Sería posible reunirnos algún día para discutir algunos asuntos importante?".

"He sido excomulgada tres veces. No me parece justo. Sinceramente, Madonna", se despidió la artista, que reunió más de 1.000 retuits, casi 6.000 me gusta y alrededor de 300 comentarios en apenas tres horas.

Esta no es la primera vez que la reina del pop propone una reunión con el pontífice argentino. Sin ir más lejos, en 2015 lo invitó a comer pastas y a tomar vino. "Que Dios bendiga al Papa Francisco. Debemos encontrarnos. Un plato de pasta, una botella de buen vino. ¿Tengo alguna posibilidad?". expresó en una entrevista en Nueva York para la radio italiana RTL 102.5.

Meses más tarde, incluso le dedicó una canción durante un show que brindó en Filadelfia como parte de su Rebel Heart Tour. "Ya que Popey-Wopey está de camino para acá, le quiero dedicar esta canción a él", dijo en referencia a Francisco y cantó La Vie en Rose de Edith Piaf. 

Luego, se refirió a su tres excomuniones y manifestó su simpatía por Jorge Bergoglio: "He sido excomulgada de la Iglesia Católica tres veces. Eso demuestra que al Vaticano le importa, mucho. Las reglas son para los tontos. Por eso me gusta este nuevo Papa. Él se ve de mente más abierta".

Los fuertes cruces entre Madonna y el Vaticano

El 3 de marzo de 1989, MTV emitió la versión no autorizada y para mayores de 12 años del videoclip de Like a Prayer, de Madonna. En el video, la cantante era testigo de una violación por parte de varios hombres blancos a una mujer, a la que acuchillan. Luego, la policía detiene a un hombre negro que solo quería ayudar a la víctima.

Entonces, Madonna concurre a la iglesia para rezar y pedir consejos respecto de qué debía hacer. Tras hacer que un santo (que es el mismo actor que el hombre detenido injustamente) cobre vida, se provoca cortes con un cuchillo. Finalmente, va a una comisaría y cuenta su testimonio.

De esa manera fue como la reina del pop se ganó su primera excomunión. Tras una fuerte campaña de boicot, encabezada por varias autoridades religiosas, el papa Juan Pablo II emitió un comunicado para prohibir la entrada de Madonna, de su música y de sus imágenes en Italia, al tiempo que calificó el videoclip como "uno de los espectáculos más satánicos de la historia de la humanidad".

Un año más tarde, el Vaticano trató de impedir su show en el Stadio Flaminio de Roma. Lejos de quedarse callada, la cantante se defendió con un comunicado de prensa: "Si están tan seguros de que soy una pecadora, dejen que Él, el que nunca pecó, sea quien arroje la primera piedra. Impidiéndome actuar, la Iglesia católica está diciendo que no cree en estas libertades".

En 2006, Madonna volvió a provocar la ira de los católicos al aparecer crucificada en una cruz de neones en un escenario, durante su gira Confessions Tour. "Este concierto es un desafío blasfemo a la fe y una profanación de la cruz. Debería ser excomulgada", expresaron desde el Vaticano.