Murió Clotilde Badalucco, la mamá de Nacha Guevara

La noticia fue confirmada por su nieto, el director teatral y musical Ariel del Mastro. Tenía 102 años.

21 Enero de 2022 07.58

Este jueves, murió Clotilde Isolina Badalucco, la madre de Nacha Guevara, Tenía 102 años. La noticia fue confirmada por su nieto, Ariel del Mastro.

La última vez que se la había visto públicamente fue el año pasado cuando el director teatral y musical estuvo invitado a Vino para vos (KZO). Allí habló del estrecho vínculo con su abuela y recibió una conmovedora sorpresa al ver un video de la mujer de 101 dedicándole unas hermosas palabras.

“Querido, ¿cómo estás? Estoy muy orgullosa de vos. Tengo ganas de darte un gran abrazo y desearte todo lo mejor en tu vida. Una abrazo, hijo querido”, se la escuchó decir en un tono fuerte y claro, mientras Ariel no podía evitar quebrarse.

Ariel del Mastro habló de la relación con su abuela, Clotilde Badalucco

Al ser consultado acerca de su rol de nieto y abuelo, del Mastro expresó: “Es estar muy cerca de la finitud y del nacimiento”. Entonces explicó que él es muy cercano a su abuela Clotilde Badalucco porque ella siempre estuvo muy presente en su vida: “Fue afectuosa, contenedora y eso me acerca a ella”.

Allí había reconocido que estaba grande y que no recordaba muchas, pero que no había perdido el carácter que siempre la caracterizó. “Igual tiene 101 años, vive sola y tiene una chica que la cuida que cree que es amiga mía, porque no había forma sino”, contó entre risas.

Los polémicos dichos de Nacha Guevara sobre su mamá

En enero del 2021, Guevara había repasado su historia de vida para un ciclo de entrevistas de Infobae. Allí había contado que su infancia y adolescencia fueron difíciles y que sufrió mucho con su madre. “Tuve una madre maltratadora y conocí a mi padre a los 46 años”, confesó.

Luego se sinceró: “En ese momento no tuve la fortaleza de enfrentarme a esa mujer, que era muy poderosa, y seguir mi camino”.

“Me sometí, lo que trajo como consecuencia un periodo muy difícil y la mejor manera que encontré para huir de la casa fue con una pareja, con todas las dificultades que eso implica, que tuve un hijo muy joven... Pero ahí empecé a diseñar hacia dónde quería ir, de una manera nada clara, muy confusa, a los tumbos”, concluyó.