Crisis en Ucrania: sin resultados concluyó la cumbre entre Antony Blinken y Sergei Lavrov en Ginebra

Las partes llegaron con posiciones inflexibles. EE.UU. no respondió a las demandas rusas, y lo haría la semana que viene por escrito.

21 Enero de 2022 08.14

La reunión entre el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, Antony Blinken, que tenía como propósito encontrar fórmulas para reducir las tensiones en torno a Ucrania concluyó este viernes sin resultados concluyentes a la vista. El conflicto continúa.

La entrevista duró una hora y media. Y luego ambos cancilleres ofrecieron sendas ruedas de prensa por separado para hacer una lectura propia de los resultados y de los eventuales pasos a seguir.

Rusia esperaba recibir respuesta a su demanda de que la OTAN no proseguirá su expansión hacia el este de Europa y que no desplegará tropas o armamento, ni continuará sus actividades militares en esa zona del continente, lo que implicaría excluir cualquier futura adhesión de Ucrania a la Alianza.

Lavrov dijo, no obstante, que Blinken le ha prometido que la próxima semana Moscú recibirá las respuestas por escrito que reclama a sus propuestas relacionadas con la congelación de la expansión de la OTAN hacia el este de Europa.

Rusia esperaba que EE.UU. llegase a la reunión de Ginebra con esas respuestas, las que considera podrían servirle de garantías formales.

"Acordamos que la próxima semana se nos presentarán respuestas por escrito a nuestras propuestas", dijo Lavrov, quien subrayó que él y Blinken, "están de acuerdo en que es necesario un diálogo razonable" para que "se calmen las emociones".

Después de esto, los dos responsables volverán a contactarse ya que consideran aún "prematura" una nueva cumbre entre los presidentes ruso, Vladimir Putin, y estadounidense, Joe Biden.

"No sé si estamos en el buen camino, lo sabré cuando tengamos una respuesta", dijo Lavrov.

Posturas inflexibles

Pero tanto Blinken como Lavrov llegaron a la mesa en Ginebra con sus posturas inflexibles.

Estados Unidos ha defendido ante Rusia la libertad de los países de elegir si desean o no adherirse a la OTAN, dijo Lavrov, al término de la reunión.

¿Regreso a la guerra fría?

Blinken llegó a Ginebra tras una visita de solidaridad a Kiev y charlas con Reino Unido, Francia y Alemania en Berlín, la ciudad que simboliza la transformación europea tras la caída del telón de acero.

Cualquier violación por Rusia de la soberanía territorial de Ucrania “nos devolvería a una época peligrosa e inestable, cuando este continente estaba dividido en dos (...) con la amenaza de una guerra total planeando sobre nuestras cabezas”, dijo Blinken.

Aunque se opone a las demandas rusas, la administración de Biden asegura estar dispuesta a hablar con Moscú sobre sus inquietudes de seguridad.

Una propuesta estadounidense es recuperar las restricciones a misiles en Europa determinadas por el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio, firmado durante la Guerra Fría y abandonado por el anterior presidente Donald Trump.

Tropas rusas cerca de la frontera con UcraniaTropas rusas cerca de la frontera con Ucrania

La Casa Blanca también ofreció más transparencia en las maniobras militares. Rusia no rechaza estas ofertas, pero asegura que su principal preocupación es Ucrania, a la vez que el jueves anunció importantes ejercicios militares en el Atlántico, el Pacífico, el Ártico y el Mediterráneo.

Blinken pidió a Putin optar por el “camino pacífico” de la diplomacia y aseguró que no entregará a Lavrov una respuesta formal a las peticiones presentadas el mes pasado por Rusia.

Los dos responsables diplomáticos comparecerán ante las cámaras para explicar el transcurso de su encuentro.

Estados Unidos asegura que el tiempo urge. Según su inteligencia, Rusia prepara una invasión en breve que podría estar precedida por una operación de “falsa bandera” que les sirva de pretexto para entrar en Ucrania.