• Dólar
  • BNA $869.5 ~ $909.5
  • BLUE $1200 ~ $1200
  • TURISTA $1391.2 ~ $1391.2

2 C ° ST -0.95 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Misterio tras el macabro hallazgo en “La Guarida del Lobo”, el búnker secreto nazi donde casi asesinan a Hitler

Un grupo de arqueólogos encontró cinco esqueletos desmembrados en el sitio ubicado en la actual Polonia que sirvió como cuartel general del régimen nazi. El gran deterioro de los restos dificulta determinar quiénes son, cuándo murieron, y cómo

12 Mayo de 2024 08.41

En 1940 Adolf Hitler ordenó construir un cuartel militar secreto en la remota ciudad de Kętrzyn, ubicada al noreste de Polonia, para preparar su invasión de la Unión Soviética. Hasta 1944, Hitler y otros jerarcas nazis, entre ellos Hermann Göring -segundo al mando-, pasaron varios meses en Wolfsschanze, también conocida como la “Guarida del Lobo”.

Ocho décadas después, allí se produjo un macabro hallazgo: un grupo de arqueólogos de la Fundación Latebra descubrió cinco esqueletos desmembrados, todos ellos sin manos ni pies, tras más de cinco años de excavaciones. Los cuerpos pertenecen a tres adultos, un niño mayor y un bebé.

El ingeniero Adrian Kostrzewa fue quien halló el primer esqueleto. Comentó que un día estaba excavando bajo el suelo de lo que fue la casa de Göring, comandante de la Luftwaffe (fuerza aérea del régimen nazi), cuando encontró algo que creía que se trataba de una tubería. Al inspeccionar lo encontrado, observó que se trataba de un cráneo humano.

Tras ese primer hallazgo el pasado 24 de febrero, el equipo polaco de arqueólogos llamó a la policía, que inmediatamente desenterró los restos de las otras cuatro personas.

Kostrzewa indicó que, según la investigación policial, por su evidente antigüedad los esqueletos son probablemente anteriores a 1945.

Durante los años de excavaciones los arqueólogos recuperaron pequeños objetos como botones de uniformes, herramientas y piezas de maquinaria. Según Kostrzewa, esto puede ayudar a “descubrir la verdad sobre lo que ocurrió en este lugar”.

hitler bunker

Los arqueólogos polcaos encontraron esqueletos sin manos ni pies en la Guarida del Lobo de Hitler (Reuters)

Los 30 voluntarios de la Fundación polaca coincidieron en que nunca vieron algo similar: “Es una historia triste”.

“Nunca esperarías cosas así en un lugar como este... el más vigilado del Tercer Reich, tomado por los rusos después de la guerra”, declaró Dominik Markiewicz, otro de los integrantes de Latebra, a Reuters.

“No sabíamos en absoluto con qué estábamos lidiando. ¿Eran algunos rituales ocultos de fanáticos del Tercer Reich? No tenemos idea (...) Fue un entierro inusual con características extrañas. Sin ropa, sin manos ni pies. Y también había menores, así que no sabemos qué pasó allí. Y el complejo, la casa, la villa de Hermann Göring también son muy reveladores”, agregó.

Según detallaron los arqueólogos a National Geografic, los restos fueron encontrados a pocos centímetros de la superficie, justo al lado de la red de tuberías del antiguo cuartel militar nazi. Por eso estiman que si fueron enterrados antes de que Göring se mudara, los obreros de la construcción habrían encontrado los cuerpos y los habrían dejado donde estaban.

Los descubrimientos de la Fundación Latebra fueron investigados posteriormente por agentes locales y un médico forense de Kętrzyn. Según éste, los esqueletos parecen pertenecer, por su edad, a los años de “entreguerras”, entre 1918 y 1939. Apuntó, además, que el mal estado de los cuerpos impide determinar la causa de su muerte.

“Es espeluznante”, reconoció Kostrzewa.

De esta manera, el próximo paso de la Fundación será tomar muestras de los restos y lograr, a través de datación por radiocarbono, establecer aproximadamente cuándo murieron las personas. Asimismo, los investigadores afirmaron que también emplearán otros métodos para intentar determinar quiénes eran esas personas, y así poder dar un halo de luz al misterio que gira en torno a este macabro hallazgo.

Hasta entonces, todas son especulaciones sobre por qué fueron enterradas bajo la Guarida del Lobo. La teoría de que podrían ser víctimas de algún tipo de ritual oculto dentro del Tercer Reich ha surgido entre las muchas especulaciones, aunque sin evidencia concreta que respalde esta hipótesis. La incertidumbre sobre si los esqueletos datan de la Segunda Guerra Mundial o si fueron enterrados allí en una fecha posterior añade otra capa de misterio al caso.

Pese a no haber participado de los trabajos de excavaciones y de las posteriores investigaciones, el historiador de guerra polaco Paweł Machcewicz, del Instituto de Estudios Políticos de la Academia Nacional Polaca, sugirió que los restos podrían ser de trabajadores obligados a construir el complejo de la Guarida del Lobo.

No obstante, esta teoría choca con la presencia de un recién nacido. Kostrzewa, en cambio, consideró que, a partir de lo encontrado, los cinco esqueletos serían miembros de una misma familia: “Esa es la idea más probable”. Y agregó: “Bastante menos probable es que alguien hiciera un edificio justo encima de un antiguo cementerio”.

El historiador Robert Traba, por su parte, dijo a National Geographic que en la Guardia del Lobo se han realizado pocas investigaciones, por lo que no debería sorprender que se produzcan nuevos descubrimientos en el futuro. Sobre el hallazgo de los cinco esqueletos sostuvo que añade más misterio a la historia del antiguo cuartel nazi: “Esconde muchos enigmas y problemas”.

hitler bunker

Así quedó el búnker donde se produjo el atentado contra Hitler en 1944

La Guarida del Lobo, el búnker donde casi es asesinado Hitler

Durante la época nazi, el complejo no sólo contó con el cuartel general donde vivió Göring, sino también contó con cerca de 200 edificios, entre búnkeres, refugios, barracones, una central eléctrica y hasta una estación de ferrocarril. Además, llegó a tener más de 2.000 empleados en el momento en que se convirtió en el cuartel general nazi para llevar a cabo la Operación Barbarroja para la invasión de la Unión Soviética.

Pese a haber acogido al Tercer Reich durante tanto tiempo, la Guarida del Lobo, escondida en espesos bosques, fue el lugar del fallido intento de asesinato de Hitler por parte del coronel Claus Schenk Graf von Stauffenberg el 20 de julio de 1944.

Conocido como Plan Valquiria, fue orquestado por conspiradores civiles y militares que buscaban terminar con el régimen nazi para negociar el fin de la Segunda Guerra Mundial con las potencias aliadas. El Führer, sin embargo, sobrevivió con heridas leves, gracias a una enorme mesa de roble en la sala de conferencias.

La explosión mató a cuatro personas, tres de ellos oficiales, e hirió a más de 20.

Los responsables, dirigidos por el coronel Stauffenberg, fueron arrestados y ejecutados.

Durante los años de la Guerra Fría el lugar fue prácticamente ignorado, pero con la caída del comunismo en Polonia en la década de 1990 se abrió al turismo, y hoy en día atrae a miles de personas al mes.