Tres muertos por un ataque a un centro electoral de Filipinas, que elige presidente

Un grupo no identificado abrió fuego contra el recinto, situado en la isla de Mindanao.

09 Mayo de 2022 08.38

La violencia volvió a entrometerse en un proceso electoral de Filipinas. Este lunes, jornada en la que ese país elige a su nuevo presidente, tres guardias de seguridad de un centro donde se desarrollaban las elecciones fueron atacados con armas de fuego y murieron tras la agresión, producto de las heridas recibidas.

El hecho ocurrió en el municipio de Buluan, en la isla de Mindanao, al sur del país, y ratificó que Filipinas aun no pudo librarse de esta clase de sucesos que son comunes antes y durante los comicios, donde generalmente chocan los intereses de los diversos clanes políticos que ejercen el control de todo el territorio.

Los atacantes, que abrieron fuego poco después del inicio de la votación, no fueron identificados ni tampoco resultaron los únicos que actuaron durante la jornada.

Según el portal de noticias Rappler, horas antes del comienzo de la jornada electoral nueve personas resultaron heridas en la misma provincia por ataques con artefactos explosivos.

Unos 67 millones de los 108 millones de filipinos están llamados a votar este lunes para elegir a los ocupantes de la presidencia y vicepresidencia para los próximos seis años, así como 12 asientos en el Senado, el Congreso y numerosos cargos provinciales y municipales.

En 2009, 58 personas perdieron la vida en Maguindanao, en la misma isla del sur filipino, en el peor incidente de violencia política en ese país, cuando un grupo armado vinculado al clan político de los Ampatuan, uno de los caciques locales, atacó una caravana de una familia rival para impedir que presentaran su candidatura a unas elecciones locales.

Los candidatos destacados

Los filipinos hicieron el lunes filas largas para elegir a su nuevo presidente, con el hijo de un dictador derrocado y una defensora de los derechos humanos como los contendientes más destacados durante un momento de precariedad en una democracia asiática profundamente dividida. Entre los postulantes se cuenta, además, al excampeón mundial de boxeo Manny Pacquiao.

Según las encuestas preelectorales, Ferdinand Marcos Jr., el hijo y homónimo del hombre fuerte que fue derrocado en 1986 tras un levantamiento del "Poder Popular'' respaldado por el ejército, tenía una ventaja aparentemente insuperable.

No obstante, su rival más cercana, la vicepresidenta Leni Robredo, ha aprovechado la conmoción y la indignación ante la perspectiva de que un Marcos llegue al poder y ganó terreno gracias a una red de voluntarios de campaña para respaldar su candidatura.

Ferdinand 'Bongbong' Marcos Junior (C), hijo del expresidente Ferdinand Marcos, uno de los candidatos. Foto Bernie Sipin De La Cruz/EFE

Entre el resto de los candidatos que participan en la contienda presidencial, se encuentran el alcalde de Manila Isko Moreno y el exjefe de la policía nacional, el senador Panfilo Lacson.

El ganador de las elecciones asumirá el cargo el 30 de junio por un período único de seis años como dirigente de una nación del sudeste asiático muy afectada por dos años de brotes y confinamientos por la pandemia de Covid-19.

El inicio de la votación se retrasó unas horas en algunas partes debido a problemas de funcionamiento de las máquinas de votación, apagones, mal tiempo y otros problemas.

Se desplegaron miles de policías y militares para proteger los recintos electorales, en especial en las zonas rurales con antecedentes de violentas rivalidades políticas y donde los rebeldes comunistas y musulmanes están activos.