• Dólar
  • BNA $887.5 ~ $927.5
  • BLUE $1345 ~ $1345
  • TURISTA $1420 ~ $1420

10 C ° ST 8.83 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Un hombre mató a cinco vecinos luego de que le reclamaran por disparar en el jardín

El gobernador republicano, Greg Abbot, aclaró que tanto el asesino como las víctimas eran “inmigrantes ilegales” y desató fuertes cuestionamientos.

01 Mayo de 2023 19.23

Un hombre realizaba disparos con un rifle semiautomático en su jardín. Al parecer había bebido. Sus vecinos, preocupados, le pidieron por favor que no lo hiciera y argumentaron que uno de sus hijos pequeños estaba durmiendo. Todo terminó en una matanza.

El tirador enfureció, irrumpió en la casa de la familia vecina y mató a balazos a cinco personas, entre ellas a un nene de 8 años.

La masacre ocurrió en el condado de San Jacinto, en el estado de Texas, en Estados Unidos. El asesino está prófugo.

 

Cómo fue la matanza de Texas

 

El hecho ocurrió el viernes pasado en la pequeña zona de San Jacinto, donde viven poco más de 27.000 personas.

La familia Guzmán, oriunda de Honduras, estaba en su casa de la zona sur del distrito cuando se escucharon disparos en el jardín de su vecino. Ramiro Guzmán, hermano de una de las víctimas, contó al diario Houston Chronicle que el hombre, identificado como Francisco Oropeza, estaba disparando en su casa con un rifle semiautomático.

Según comentó, primero llamaron al 911, pero la policía tardó en llegar. Entonces, a través del enrejado que dividía sus viviendas, le dijeron que por favor disparara en otro lado porque estaba despertando a un niño.

Francisco Oropeza es buscado por la policía por el crimen de cinco personas (Foto: Reuters)
Francisco Oropeza es buscado por la policía por el crimen de cinco personas (Foto: Reuters)

”Pensamos que se iba a molestar si le decíamos que no dispare, así que le dijimos que no dispare cerca de nuestro jardín”, explicó Ramiro. Pero Oropeza se enfureció, entró en la casa de la familia y empezó a dispararles. Algunos lograron esconderse en armarios o correr hacia los matorrales. Cuando la policía llegó, el asesino ya no estaba.

El sheriff Greg Capers, a cargo de la investigación, describió una escena aterradora cuando las autoridades llegaron a la residencia de las víctimas tras recibir una llamada cerca de la medianoche del viernes. Los cuerpos estaban esparcidos desde la puerta principal hasta un dormitorio. Allí se encontraron los cadáveres de dos mujeres acostadas encima de dos niños asustados que sobrevivieron a la masacre.

”En mi opinión, estaban tratando de cuidar a los nenes y mantenerlos con vida”, dijo Capers a la estación KTRK de Houston.

El tirador ajustició a cada una de las víctimas. Todas recibieron disparos “desde el cuello hacia arriba, casi estilo ejecución, básicamente en la cabeza”, dijo el alguacil. Varios miembros de la familia estaban heridos de bala.

 

Quién es el autor de la matanza de Texas

 

Capers dijo que el sospechoso “había estado bebiendo” y supuestamente les dijo a sus vecinos “'haré lo que quiera en mi patio delantero'”, antes de irrumpir en su casa y abrir fuego.

Su foto se exhibe en un cartel en calles de Texas. Oropeza tiene 38 años y es mexicano. La policía ofrece 55.000 dólares por información que lleve a su captura. Otros 25.000 dólares fueron ofrecidos por el FBI.

Los agentes del orden trabajan en el vecindario donde ocurrió un tiroteo masivo el viernes por la noche en Texas (Foto: AP)
Los agentes del orden trabajan en el vecindario donde ocurrió un tiroteo masivo el viernes por la noche en Texas (Foto: AP)

Es considerado armado y peligroso y “puede estar en cualquier lugar”, dijo Capers.

 

El gobernador de texas Greg Abbot dijo que el asesino y las víctimas eran “inmigrantes ilegales”

 

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, provocó una fuerte polémica tras afirmar que el asesino residía en el país “ilegalmente” y que había “matado a cinco inmigrantes ilegales”.

”Cinco seres humanos perdieron la vida y Greg Abbott insiste en etiquetarlos como 'inmigrantes ilegales'”, tuiteó Julián Castro, exalcalde demócrata de la ciudad texana de San Antonio. Todas las víctimas eran de Honduras.

Capers también se metió en la polémica: “No me importa si (el tirador) estaba aquí ilegalmente. Estaba en mi condado. Cinco personas fallecieron en mi distrito y ahí es donde está mi corazón”, aseguró.

En lo que va del año se registraron más de 180 tiroteos masivos, con cuatro o más personas heridas o muertas, según el Gun Violence Archive. Con más armas de fuego que habitantes, Estados Unidos tiene la tasa más alta de muertes por armas de fuego de cualquier país desarrollado: 49.000 en 2021, frente a las 45.000 del año anterior.