• Dólar
  • BNA $142.75 ~ $150.75
  • BLUE $282.00 ~ $285.00
  • TURISTA $234.30 ~ $247.50

26 C ° ST 24.8 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Chaco: Tras intentar reanimar a un paciente entre risas y aplausos, médicos y enfermeras fueron despedidos

Luego de esta situación, el paciente finalmente falleció. La situación trascendió gracias a una filmación.

15 Septiembre de 2022 02.50

Un escandaloso video se viralizó en las últimas horas a través de las redes sociales en el que varios integrantes del personal médico del Hospital Perrando de Chaco se filmaron mientras reanimaban a un paciente entre chistes, risas y aplausos.

En las imágenes se observa a una médica realizándole maniobras de reanimación cardiopulmonar a un hombre en una sala de internación. Alrededor, sus compañeros le hacían bromas mientras ella se reía. “Los brazos firmes, doctora”, dice uno de los presentes de manera irónica. La mujer que aparentemente estaba filmando agrega: “Arriba y abajo”.

Todo sucedió mientras la médica intentaba salvarle la vida a un paciente que finalmente murió luego de tres intentos de reanimación.

Las autoridades del Hospital Perrando de Chaco, el centro de salud más importante de la provincia, tomaron la decisión de apartar de sus funciones a todo el personal involucrado en el escándalo. Nancy Trejo, directora del Perrando, calificó el hecho de “lamentable” e informó que “se están tomando las medidas pertinentes”.

“Sé que las disculpas hoy no alcanzan, pero quiero informar que junto a asesoría legal de la Institución se están llevando a cabo las acciones correspondientes y necesarias”, comunicó por medio de su perfil de Facebook.

Al mismo tiempo, dijo que el equipo directivo del hospital “reprueba y rechaza las imágenes recientemente publicadas en una filmación donde es evidente el espíritu jocoso de los presentes, que si bien no interfirieron en el acto médico, son hechos que desde ninguna manera se van a pasar por alto”.

“La difusión de imágenes sin consentimiento es una de las violencias más frecuentes en entornos digitales y se debe colocar la culpabilidad tanto en quien envió y subió a una red como en quien las difundió”, finalizó la médica.

 

El descargo de una de las médicas involucradas en el video

 

Adriana Mónica Perroni, la médica encargada de realizar el masaje cardíaco a la víctima, manifestó sentirse “muy dolida” por la situación y admitió que “fue una falta de respeto al paciente y al acto médico”.

La mujer detalló que en el episodio estaban involucrados tres médicos que se turnaban para realizar el trabajo y otras dos personas que se encargaban de cronometrar el tiempo y administrar la medicación.

Perroni señaló que el paciente salió del paro en dos ocasiones, pero que en la tercera no pudieron salvarlo, y aseguró que no se dio cuenta de que estaba siendo filmada. “Me entero al día siguiente cuando me voy al oficina de la supervisión de la enfermería a controlarme la presión porque fue una guardia muy pesada. Para nosotros la situación fue muy estresante”, contó.

La médica dijo que quien filmó la situación “es una persona que se equivocó de profesión, que no tenía vocación, que tal vez entró pensando que tenía una salida laboral y por eso hizo enfermería. Esta chica se equivocó de profesión y tiene que ir pensando en estudiar en otra cosa”.

“Es muy grave de lo que se hizo, reírse de la muerte de un paciente ante el dolor de una familia que estaba esperando que nosotros le dijéramos si había sobrevivido o no, eso es terrible, demuestra falta de humanidad”, agregó en una entrevista para la radio FM 104.7.

La médica, que cuenta con 33 años de antigüedad en el hospital y es miembro de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, recalcó que los médicos se ven “muy afectados por lo que pasa con el paciente aunque no se nos note” y aseguró que “cada vida que está en nuestras personas lo interpretamos como si fuera la de un hijo”.

Para concluir pidió disculpas a los familiares: “Quiero que se queden tranquilos. Y digo lo que siempre digo: si a alguno de mis hijos les pasa algo en la vía pública tiene que ir al Perrando, es la mejor terapia de la zona”.