• Dólar
  • BNA $165.75 ~ $173.75
  • BLUE $309.00 ~ $313.00
  • TURISTA $272.25 ~ $285.45

35 C ° ST 34.36 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Tornquist

Encontraron asesinado de 12 puñaladas a un joven en un desagüe y el sospechoso confesó el crimen: "Me mandé un cagadón"

David “Huesito” Aguado está acusado de haber atacado a Axel Rodríguez, a quien se sospecha que pudo haber asesinado en una pelea.

08 Noviembre de 2022 18.28

Axel Rodríguez fue encontrado muerto el pasado sábado 5 de noviembre en un desagüe de líquidos cloacales de la ciudad bonaerense, a 70 kilómetros de Bahía Blanca, con 12 puñaladas y un fuerte golpe en la cabeza.

El crimen del joven de 26 años ocurrió casi un mes antes de que la Policía hallara su cuerpo. Por lo que se pudo reconstruir, todo comenzó el viernes 14 de octubre en un bar del centro de Tornquist, al que Rodríguez había ido a tomar algo con sus amigos. Entre ellos estaba David Aguado, alias “Huesito”.

La fiesta continuó durante la madrugada e incluso hasta el mediodía del sábado 15, donde todo el grupo de amigos fue a la casa de un allegado. Testigos contaron que ahí, por motivos aún desconocidos, Rodríguez y Aguado comenzaron a golpearse. Luego se fueron juntos, caminaron a un desagüe de líquidos cloacales y la víctima nunca más apareció.

Lo llamativo es que su madre realizó la denuncia a la comisaría por la desaparición de su hijo recién el miércoles 2 de noviembre, más de dos semanas después de que Axel fuera asesinado.

En uno de los tantos rastrillajes que realizó la policía por la zona norte de la localidad con perros adiestrados, el dueño de una planta de silos aportó un dato clave: las cámaras de seguridad.

En las imágenes se pudo ver como dos hombres caminaron hacia un desagüe y, minutos después, “Huesito” volvió solo. A las pocas horas, otro vecino que pasó por el lugar denunció un fuerte olor y los investigadores encontraron el cadáver de Rodríguez.

Durante la investigación también fue clave el aporte de un amigo en común de ambos, quien observó la pelea -dijo que Rodríguez llevaba las de perder en el enfrentamiento- y alertó a la policía para que vigilara los movimientos de Aguado mientras su otro amigo estaba desaparecido.

Una vez que el cuerpo fue encontrado, el hombre de 31 años fue detenido en la casa de su madre, en la calle Safontas al 700. En la vivienda encontraron ropa con manchas de sangre que se analizarán para determinar si pertenecen o no a la víctima.

Aguado fue retirado del distrito y trasladado a un calabozo de la región que no se precisó. En la Unidad Funcional de Instrucción Judicial 5 de Bahía Blanca, especializada en homicidios, continúan recolectando prueba para luego citarlo a declarar. De hecho, aún no apareció el cuchillo que se utilizó en el ataque cometido contra Rodríguez.

 

“Me mandé un cagadón”

 

Familiares de Axel Rodríguez se movilizaron pacíficamente el lunes por la noche frente a la comisaría del pueblo, donde pidieron justicia por el hecho. “Todo pasa en Tornquist” y “¿Dónde está el intendente?”, fueron algunos de los mensajes escritos en cartulinas por los manifestantes.

El padre de Axel Rodríguez, que no vive en Tornquist y había viajado el viernes para reconocer el cuerpo, reveló una conversación clave. “Me enteré de que la persona detenida fue a una casa y declaró que se había mandado un cagadón, y ahí está el cagadón”, dijo al medio Noticias Tornquist.

Luego, pidió que se esclarezca el hecho y solicitó mayor celeridad de la Justicia: “Quiero saber hasta el último detalle de lo que pasó, si fue el detenido el que lo mató y si hay alguien que lo encubre. No pueden ser tan lentos los tiempos de la Justicia. No me mataron un perro o un gato, me mataron a mi hijo. Es un homicidio”.

homicidio. bahia blanca
Los familiares de la víctima realizaron una protesta el viernes por la noche. (Foto: gentileza La Brújula).

“Fui a la casa del otro y les dije que me canten la justa, total mi hijo ya está muerto”, contó Rodríguez durante la movilización que se realizó de manera pacífica.

Desde la secretaría de Seguridad de Tornquist ratificaron que la búsqueda recién se inició el miércoles 2 de noviembre a partir de la denuncia de la madre del joven asesinado. Su titular, Ezequiel Gabella, dijo que Rodríguez y Aguado “formaban parte del mismo entorno y se conocían ampliamente”.

Además, reveló que la custodia sobre la casa donde vivía el sospechoso se mantuvo no solo para evitar que se fugara, sino también para prevenir cualquier ataque de familiares o allegados a Rodríguez. “Como comunidad, estamos viviendo varios días de conmoción”, cerró el funcionario.