• Dólar
  • BNA $142.75 ~ $150.75
  • BLUE $282.00 ~ $285.00
  • TURISTA $234.30 ~ $247.50

24 C ° ST 23.13 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Santa Fe

Megaestafa: Fue condenado por quedarse con los ahorros de casi 500 personas y deberá pagar US$50 millones

12 Agosto de 2022 02.14

La causa por la “megaestafa” de Santa Fe, que se quedó con los ahorros de más de 450 personas y 251 millones de pesos, llegó a su fin este miércoles. El Tribunal Oral Federal de Santa Fe condenó hoy a Mario Rossini, el principal acusado, a 15 años de prisión y a pagar una multa que equivale el triple de lo embaucado.

El caso involucra a las firmas Bolsafe Valores y BV Emprendimientos que, entre 2003 y 2012, realizaron 459 estafas valuadas por la Procuración de Lavado de Activos (Procelac) en 251 millones de pesos, que a valores de aquella época representaban US$17 millones.

El Tribunal, integrado por los jueces José María Escobar Cello, Germán Sutter Schneider y Luciano Lauría declaró culpable a Mario Rossini por los delitos de administración fraudulenta en concurso real y le impuso una multa por el triple de la suma de lo estafado.

Rossini gozaba de una libertad condicional y era observado en la vía pública sin compañía ni custodia. Una vez que quede firme la sentencia será detenido y encarcelado.

La sentencia fue unánime y también involucró a otros dos culpables: Omar Santos Francisco Rossini -hermano de Mario Rossini- y la contadora María Mercedes Leiva. El primero deberá cumplir 3 años y 5 meses de cárcel, mientras que la segunda fue condenada a tres años de prisión en suspenso.

Ambos fueron imputados como coautores de “administración fraudulenta; captación de ahorros públicos e intermediación no autorizada en el mercado bursátil, agravada por el uso de medios de difusión masiva”.

Marisa Laura Valdez, Carolina Fany Pavarin, Daniela Laura Reatti, Patricia Lorena Berrino, María Lorena Molinas y Miriam Analía Sabella, empleadas de las empresas citadas, fueron absueltas.

 

Causa de “Bolsafe”: el detrás de escena de la “megaestafa” en Santa Fe

 

Las operaciones comenzaron en el año 2003. Rossini y sus secuaces captaban a los clientes, que le entregaban sus valores a Bolsafe, y ésta los transfería a BV Emprendimientos sin el consentimiento de los comitentes. BV Emprendimientos, manejada por Rossini, liquidaba el dinero a través del Banco de Galicia.

Las estafas fueron posibles gracias a la cobertura del Mercado de Valores de Santa Fe y del Banco de Galicia. El Mercado debió supervisar que Bolsafe y BV Emprendimientos no realizaran la actividad de intermediación financiera para la que no estaban autorizadas. Por este motivo es que los fiscales aseguran que hubo complicidad del Mercado de Valores para que Rossini y compañía pudieran estafar gente.

El Banco de Galicia no resultó cómplice, a pesar de que tendría que haber reportado ante la Unidad de Información Financiera (UIF), tal como lo estipula la ley antilavado, que las empresas de Rossini estaban realizando operaciones sospechosas de blanqueo de activos obtenidos mediante una defraudación.

Los fiscales remarcaron que no llamaron la atención de la entidad bancaria las operaciones de más de 80 millones de pesos que hizo la empresa en solo ocho meses, cuando había declarado ante la entidad crediticia que su actividad principal era el desarrollo y la comercialización de software.

La estructura montada por Mario Rossini pudo mantenerse en el tiempo porque el gran caudal de clientes, nuevos y de antigua data, le permitía ir cumpliendo con los requerimientos que le hacían quienes querían retirar sus acreencias.

Finalmente, se estableció que las víctimas fueron 459, y el patrimonio denunciado fue un monto aproximado a los 251.000.000 de pesos en 2013. Ese monto, a valor actual, oscilaría los $9.216.000.000, según un cálculo realizado meses atrás por los abogados querellantes.