• Dólar
  • BNA $165.75 ~ $173.75
  • BLUE $309.00 ~ $313.00
  • TURISTA $272.25 ~ $285.45

32 C ° ST 32.03 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Un periodista fue denunciado por tenencia de material pornográfico infantil

Se trata de Emiliano Gatti, una de las figuras más populares de la televisión en la región sur. Su abogado negó las sospechas en su contra y su eventual participación en los delitos por los cuales está bajo investigación.

15 Noviembre de 2022 20.13

Un reconocido periodista fue imputado por tenencia y distribución de material de abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes en la ciudad rionegrina de General Roca, y por la misma causa se realizaron allanamientos simultáneos también en las ciudades de Cipolletti y San Carlos de Bariloche, informó hoy el Ministerio Público Fiscal (MPF) provincial.

El imputado es Emiliano Gatti (51), una de las figuras más populares de la televisión en la región sur.

Como parte de la investigación, el Ministerio Público Fiscal llevó adelante otros 70 allanamientos en todo el país.

Según indicaron fuentes judiciales, la carátula inicial del caso está vinculada al artículo 128 del Código Penal, tenencia y/o distribución de material de abuso sexual infantil, aunque no se descarta que pueda cambiar en el transcurso de la investigación.

El abogado de Gatti negó las sospechas contra el conductor televisivo y su eventual participación en los delitos por los cuales está bajo investigación. “Ni es pedófilo, ni practica actos de pedofilia, ni filmó a nadie, ni compra ni vende este tipo de contenidos”, aseguró Marcelo Hertzriken Velasco. “En minutos convirtieron a una persona honorable en culpable por acciones que no cometió”, agregó el letrado, según publicó el diario Río Negro.

La audiencia, que será en las próximas horas, será "íntegramente reservada y sin público por tratarse de potenciales víctimas menores de edad".

A primera hora de hoy se llevaron a cabo en Cipolleti, General Roca y Bariloche allanamientos simultáneos "para colectar evidencia de utilidad para la investigación que se lleva adelante por la presunta tenencia y distribución de imágenes de abuso sexual infantil", aseguraron las fuentes.

La investigación y los allanamientos son producto de una investigación que inició el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) a través del uso de la plataforma Icaccops, que lo distribuyó a fiscalías de todo el país que presentaban alarmas.

"El envío consta de números de IP (no nombres propios) que son identificados y a partir de los cuales se realizan estas medidas en el marco de la investigación preliminar", aseguraron las fuentes de la causa.

Todos los dispositivos secuestrados en los allanamientos serán peritados por la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones de la Procuración General y el área de Informática Forense del Poder Judicial. A partir de lo que surja de dichas pericias se avanzará hacia otras instancias, en el marco de esta investigación preliminar.

La operación comenzó a partir del convenio suscripto entre el MPF y el National Criminal Justice Training Center of Fox Valley Technical College, de Estados Unidos, mediante el cual se habilitó el acceso al sistema de investigación Internet Crimes Against Children Child On-line Protection System (ICACCOPS), plataforma utilizada para combatir la explotación sexual infantil y colaborar con otras entidades en la protección y el rescate de niños, niñas y adolescentes víctimas de este flagelo.

Los casos se iniciaron a partir del análisis por parte del CIJ de los datos obrantes de la plataforma ICACCOPS, que informó a la UFEDyCI sobre los usuarios de Argentina que habrían distribuido el material ilícito.

El sistema, que permite ver en directo las actividades del tráfico de este material, se utilizó con el fin específico de identificar las direcciones IP asociadas al presunto material de abuso sexual infantil en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Una vez detectados los usuarios que habrían puesto a disposición de la red grandes cantidades de archivos de explotación sexual, y con las direcciones IP geolocalizadas, se solicitó a las empresas proveedoras de servicios de internet y de telefonía la información relacionada con los datos de los usuarios denunciados.

Posteriormente, en estos domicilios geolocalizados se realizaron trabajos de constatación de los titulares de las conexiones, tarea realizada por la División Delitos contra la Infancia, Niñez y Adolescencia de la Policía de la Ciudad.