• Dólar
  • BNA $821 ~ $861
  • BLUE $1010 ~ $1010
  • TURISTA $1313.6 ~ $1313.6

23 C ° ST 23.42 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Inseguridad

Un policía mató de un tiro en la cabeza a un motochorro que quiso robarle

Ocurrió esta madrugada en la localidad de Virrey del Pino. El oficial resultó herido en una pierna. El cómplice del delincuente muerto escapó

24 Enero de 2024 20.32

Un efectivo de la Policía Federal, que cumple funciones en el Hospital Churruca, mató esta madrugada de un balazo en la cabeza a un motochorro que quiso asaltarlo en Virrey del Pino, partido de La Matanza. El oficial recibió un tiro en la pierna, aunque está fuera de peligro.

Fuentes con acceso a la causa indicaron a Infobae que el violento episodio ocurrió este miércoles después de las 5.30 de la mañana, cuando el oficial, vestido de civil, se dirigía a su trabajo en el sanatorio de la PFA, ubicado en el barrio porteño de Parque Patricios. El hecho comenzó sobre calle Cañada de Gómez y avenida Río de La Plata.

En ese lugar, el efectivo fue abordado por dos motochorros que intentaron robarle sus pertenencias, pero no lograron el objetivo: el oficial se identificó como agente de la Federal y se resistió al asalto con su arma reglamentaria. Fue allí cuando se produjo un primer enfrentamiento a los tiros.

Segundos después, el policía corrió menos de dos cuadras y fue entonces que se produjo un segundo tiroteo. A la altura de la calle Curumalal, el efectivo le disparó en la cabeza al ladrón que manejaba la moto y lo mató.

En la misma secuencia, el uniformado recibió un disparo en la pierna y debió ser trasladado al hospital donde trabaja. El cómplice, según indicaron las fuentes consultadas por este medio, escapó a pie con rumbo desconocido y todavía es buscado por las autoridades.

Entre otros datos, las fuentes revelaron que el presunto delincuente muerto tenía 21 años y que la moto en la que se movilizaban los ladrones tenía un pedido de secuestro activo. Por el momento no se pudo establecer si el sospechoso tenía antecedentes.

En la investigación intervino el fiscal Matías Folino, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción de Homicidios de La Matanza, quien no tomó ninguna medida contra el policía por el momento y ordenó el secuestro del arma reglamentaria para realizar peritajes.

 

La Matanza violenta y con policías involucrados

 

Hace apenas una semana, el partido de La Matanza fue escenario de otro hecho similar. Una oficial de la Policía de la Ciudad mató de al menos un tiro a uno de los cuatro ladrones que intentaron asaltarla en la localidad de Rafael Castillo.

Según precisaron los voceros, el hecho ocurrió el miércoles pasado cerca de las 9, sobre la calle Acassuso, entre Cayetano Cazón e Intendente Federico Russo, cuando la mujer policía, de 27 años, se dirigía a una parada de colectivos.

En ese momento, fue interceptada por cuatro delincuentes armados que se trasladaban en un auto Volkswagen Fox de color oscuro que había sido robado momentos antes en Rafael Castillo. Los asaltantes la abordaron sin saber que se trataba de una policía, ya que estaba vestida de civil. La víctima del robo se identificó, aseguraron las fuentes, y extrajo su arma reglamentaria. Disparó, al menos, dos veces.

Uno de los tiros impactó en pecho de uno de los delincuentes, que huyeron en el auto en el que habían llegado, sin concretar el robo. El ladrón baleado, de 24 años, fue dejado ya fallecido en la Unidad Primaria de Atención (UPA) local. En tanto, el auto utilizado por los sospechosos fue encontrado momentos después prendido fuego sobre la calle Gamboa, en González Catán.

La causa quedó en manos del fiscal Folino, quien no adoptó temperamento para con la oficial involucrada y ordenó que su arma sea secuestrada para ser peritada.

Días atrás, el 14 de enero, un policía de la Ciudad de 21 años mató a un presunto delincuente de 14 años e hirió a otro de 19 cuando lo interceptaron en un intento de robo en Isidro Casanova, en el partido de La Matanza. El efectivo quedó detenido por exceso en la legítima, informaron fuentes judiciales a Infobae.

El hecho se registró en la madrugada del sábado en el cruce de las calles Alicante y Camino de Cintura, cuando el oficial, de civil y de regreso a su casa, fue interceptado por dos personas delincuentes que se movilizaban en una motocicleta Honda Wave. Aunque trascendió que uno de ellos podría haber tenía un cuchillo, mientras que el otro hacía ademanes de poseer un arma de fuego, el fiscal de Homicidios Adrián Arribas, de turno en La Matanza, determinó que no poseían armas.

Al abordarlo, el agente de la fuerza de seguridad porteña sacó su arma reglamentaria Pietro Beretta calibre 9 milímetros y disparó contra los delincuentes. Uno de los ladrones, de 14 años, murió en el lugar, mientras que su cómplice fue trasladado con heridas de bala al Hospital Paroissien.

Voceros judiciales confirmaron que el adolescente recibió un disparo en el tórax, uno en el pie y otro por la espalda, mientras que el joven que iba con él recibió un tiro en uno de sus pies y está fuera de peligro. Arribas pidió su detención por “tentativa de robo”, detallaron las fuentes.

Semanas antes, un grupo de policías de Comando Centro, en Isidro Casanova, fue detenido tras el homicidio de un presunto delincuente de 27 años, identificado como Lucas Acosta, que escapaba en una camioneta Ford Eco Sport con pedido de secuestro. Los efectivos que participaron en el procedimiento habían declarado que la muerte del ladrón, ocurrió tras una persecución y enfrentamiento.

Sin embargo, la investigación del fiscal Adrián Arribas, a cargo de la UFI de Homicidios de La Matanza, reveló que habrían mentido. El giro en el caso fue motivado por un video de cámara de seguridad. Para Arribas, de acuerdo a las imágenes, los policías le plantaron un arma en la mano al hombre asesinado para simular, precisamente, un enfrentamiento. Incluso, al ver la cámara de seguridad en un poste cercano, varios policías formaron un abanico para ocultar el momento donde el arma se planta.