• Dólar
  • BNA $122.50 ~ $128.50
  • BLUE $221.00 ~ $224.00
  • TURISTA $201.30 ~ $211.20

8 C ° ST 6.89 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Corrupción en Vialidad: la Corte rechazaría los recursos de Cristina

Destrabará así cualquier objeción al juicio, uno de los que más preocupa a la vice. Anticipándose, el kirchnerismo cargó contra los jueces.

19 Junio de 2022 00.55

Si hay una escena de la corrupción kirchnerista que compite a mano con los bolsos voladores de José López, es la de los hijos de Lázaro Báez contando y apilando fajos de dólares en una cueva de Puerto Madero, La Rosadita. Es una imagen de hace 10 años que puede volver pronto, este mismo martes, y potente. La Corte tiene en agenda rechazar por unanimidad los recursos que presentó Cristina para bajar una de las causas que más le preocupan: el monumental negociado con la obra pública en Santa Cruz. Un protagonista central de esa historia es Báez, que gracias a los Kirchner pasó de empleado bancario raso a contratista multimillonario del Estado. Está probado que Báez se concentró en Austral Construcciones, que fundaron apenas un mes antes de la llegada de Kirchner al gobierno, alrededor del 90% de la obra pública que iba de Vialidad nacional a Vialidad provincial y de ahí, sin escalas, a la empresa de Báez, ganadora de casi todas las licitaciones. Cuando no las ganaba, se asociaba con la ganadora.

Nadie nunca consiguió un premio igual. También está probado que Báez facturó con un sobreprecio promedio del 60% y que cobraba anticipadamente por trabajos que nunca terminaron. Kirchnerismo auténtico. Ya ha sido condenado a 12 años de prisión en otra causa, la ruta del dinero K. En ésta, ha sido procesado por asociación ilícita junto a Cristina y funcionarios clave de su gobierno como López y De Vido y los jefes de Vialidad Nacional y Provincial . El caso está lleno de detalles que son bastante más que detalles porque en más de un sentido muestran las entrañas del poder y de la corrupción. Es en el negocio con la obra pública donde mejor se conoce a los Kirchner.

Se los conoce de verdad. En toda la historia de Vialidad Nacional hay un solo gerente nombrado por decreto presidencial. Es Sergio Pasacantando, con nombre de personaje de García Márquez y al que Kirchner puso como gerente de administración, es decir a cargo de la caja y bajo las órdenes de José López. No tenía límites. Antes de llegar allí, Pasacantando había sido la mano derecha del financiero Ernesto Clarens en Invernes SA (Inversiones Néstor Kirchner, decían que significa la sigla). Clarens llevaba las cuentas de Báez; es uno de los arrepentidos en la causa de los cuadernos de las coimas y pieza esencial en el modelo de lavado de la plata de la corrupción. Está siendo juzgado en paralelo. Otros detalles que no son detalles: los Kirchner mantuvieron los 12 años de sus gobiernos al ex intendente de Río Turbio, Nelson Perotti, como cabeza de Vialidad Nacional y cuando se pelearon con el gobernador Peralta, le quitaron a Vialidad Provincial el manejo de la plata , que llegaba directamente de Buenos Aires a Báez. Empeñada en descalificar la investigación, Cristina intentó en la Corte bajar la causa con una pila de recursos, la especialidad de su abogado Beraldi, abogado también de Cristóbal López en los propios laberintos judiciales del rey de las tragamonedas. El esfuerzo es sobre todo visible en tres argumentos. Uno: que el delito ya fue juzgado en Santa Cruz, donde, obviamente, Báez fue absuelto. Dos: que intervino una sala de casación en lugar de la que debía hacerlo. Y tres: que pese a que los datos reunidos por el juez y el fiscal pasaron la prueba de la precisión, es necesario ampliar el peritaje a todas las obras cuestionadas. O mar, un peritaje interminable. La Corte se propone ahora destrabar estas objeciones sobre el juicio, que acaba de terminar con la parte de los testimonios y espera que el 11 de julio comiencen los alegatos de la acusación y defensa.