Cristina Kirchner podrá bloquear el quorum en la Magistratura: controlará 9 de 20 consejeros

La Corte fijó que son necesarios 12 miembros para poder sesionar. Si todos los funcionarios que le responden se niegan, el organismo quedará paralizado.

21 Abril de 2022 11.48

Cristina Kirchner apostó a seguir controlando el Consejo de la Magistratura. No pudo, pero sí consiguió el poder de paralizarlo.

Se pueden decir muchas cosas sobre su maniobra de partir el bloque del Frente de Todos en dos para desplazar al representante del PRO (Luis Juez) y terminar nombrando uno propio (el camporista Martín Doñate).

Forzó al extremo el funcionamiento de las instituciones. Intentó hasta último momento desconocer el fallo de la Corte que reinstalaba el Consejo de 20 miembros y a Horacio Rosatti a su frente.

También se puede decir que su maniobra es fruto de su temor a quedar presa si avanzan las causas judiciales en su contra; que desnuda su creciente debilidad o que expone su inocultable autoritarismo y desprecio por las reglas democráticas. Incluso Sergio Massa se corrió de sus jugadas tan extremas: habituado a tender siempre puentes con la oposición, evitó enfrentarse a la Corte y designó a la radical Roxana Reyes.

Todo es cierto. Pero obtuvo lo que buscaba. Si bien no pudo controlar el Consejo, lo podrá paralizar. Los números le cierran.

El Consejo está integrado por 20 miembros y el quorum, según lo fijó la Corte, es de 12. Es decir que si nueve miembros se oponen a sesionar, el Consejo no podría hacerlo con 11 presentes (por más que uno de esos 11 sea el presidente de la Corte). Y Cristina controlará precisamente 9 miembros si finalmente Rosatti les toma juramento.

Hay nueve consejeros que se referencian con Cristina: el representante del Poder Ejecutivo Gerónimo Ustarroz, que en rigor no representará a Alberto Fernández sino a Eduardo “Wado” de Pedro y a Cristina Kirchner; los legisladores Doñate, Vanesa Siley, Mariano Recalde, María Inés Pilatti de Vergara; el académico Diego Molea y el juez Alberto Lugones. A ellos habría que sumarles a la académica Pamela Tolosa y a la abogada María Fernanda Vázquez. Nueve sobre veinte.

En suma: si Cristina Kirchner lo decide, el Consejo no conseguirá quorum de 12 para sesionar. Mucho menos podrá alcanzar la mayoría calificada de dos tercios (14 miembros) para aprobar ternas de jueces. Así, Cristina no llegó a evitar la reinstalación del Consejo de 20, pero quedó colocada en posición para negociar.