• Dólar
  • BNA $902.5 ~ $942.5
  • BLUE $1435 ~ $1435
  • TURISTA $1444 ~ $1444

13 C ° ST 12.52 °

Unión Radio 91.3 en vivo

En alerta por la recesión

En medio de las negociaciones por la Ley Bases, los gobernadores buscan conseguir fondos para reactivar la obra pública

Los mandatarios de Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Entre Ríos hablaron durante la convención de la Cámara de la Construcción. “Necesitamos tener relación directa con los organismos internacionales”, reclamaron.

25 Junio de 2024 19.03

En medios de las negociaciones con la oposición dialoguista para que finalmente el jueves se apruebe la Ley Bases y el paquete fiscal en el Congreso, los gobernadores Martín Llaryora (Córdoba), Alfredo Cornejo (Mendoza), Maximiliano Pullaro (Santa Fe) y Rogelio Frigerio (Entre Ríos) la reactivación de la obra pública en el país.

Durante la exposición en la convención de la Cámara de la Construcción (Comarco), en La Rural, el gobernador de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, dijo: “Quiero hablar a viva voz en defensa de la obra pública”. “Hoy nadie discute que la inflación es un problema que hay que desterrar de la Argentina, nadie discute que la estabilidad macroeconómica es una condición esencial para el desarrollo. Pero percibo que cosas que antes teníamos claras, se ponen en duda otra vez, como la importancia de la infraestructura”, enfatizó.

“Es la primera vez que nos encontramos los cuatro gobernadores de una franja central que el día después de las elecciones se pinta de otro color. Tenemos coincidencias y necesidad de integración, entre nosotros y con el mundo. Nosotros no tenemos la posibilidad directa de conseguir financiamiento de los organismos multilaterales y competimos con el soberano que tiene otras urgencias. Necesitamos tener relación directa, porque la obra pública es prioritaria”, indicó Frigerio.

Por último, Frigerio manifestó que “se pueden concebir obras a través del sector privado, pero la presencia del Estado como financiador para muchas clave para el desarrollo es insustituible, sobre todo por la llegada a los organismos multilaterales de crédito, que tendrían que tener una línea directa con los gobernadores y no sólo con el Gobierno nacional”.

Por su parte, Cornejo, sostuvo que “es imprescindible que el Gobierno tenga éxito en materia de estabilidad económica y equilibrio en las cuentas públicas”.

“Estamos en un nivel de descapitalización de la infraestructura muy grande y que no se va a recuperar de un momento para otro. Acá podemos caer en el lugar común de que el privado tiene que hacer la obra pública”, siguió el gobernador de Mendoza.

No obstante, ejemplificó: “Gran Bretaña tiene un mercado de capitales enorme y solo el 11% se financia de manera privada; mientras que nuestro mercado de capitales es de los más débiles del planeta. Debemos apoyar al Gobierno para lograr la estabilidad macroeconómica y exigirle resultados. Estamos contribuyendo mucho a que las leyes que generan expectativa salgan de Congreso rápidamente”.

El gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, también habló sobre el sector de la construcción, uno de los que más sufrió el mayor impacto del plan de ajuste fiscal: “Estamos tan mal que tenemos que venir los gobernadores a decir que el país no se puede desarrollar sin obra pública, sin caminos, sin agua, sin conectividad”.

“Se está empezando a caer el mantenimiento de la infraestructura existente, no avanzamos y se cae lo que tenemos. Hay que acomodar la macro, estamos de acuerdo con el RIGI, pero para todo eso vamos a necesitar infraestructura”, argumentó. “Si no desarrollamos las obras necesarias que mejoren la competitividad, no va a haber plan económico que sobreviva”.

Santa Fe es una de las provincias que más le aporta al fisco y una de las que menos recibe del porcentaje nacional. Nuestra industria y nuestro campo deben contar con las condiciones de infraestructura para desarrollarse”, expresó a su turno Pullaro.

“En un momento de fuerte recesión económica y con altos niveles de inflación, necesitamos que el Estado sea eficiente en la planificación y en la ejecución de una economía anticíclica, para que podamos invertir en nuestras provincias. Tenemos que llevar adelante las obras que necesitamos para crear empleo y crecimiento económico”, siguió el gobernador santafecino.

Por último, apuntó: “Hay obras de infraestructura vial que solo las puede llevar adelante el Estado, en lugares complejos de Santa Fe donde ningún privado podría llegar. Pero también nos tenemos que animar a los cambios y a explorar alternativas que incluyen esa inversión del sector privado”.