• Dólar
  • BNA $890 ~ $890
  • BLUE $995 ~ $995
  • TURISTA $1424 ~ $1424

29 C ° ST 28.73 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Macri, Larreta y Bullrich se mostraron juntos en una cena de dirigentes del liberalismo

Fue en el marco de la comida anual de la Fundación Libertad, que reúne a políticos locales e internacionales. Los dirigentes del PRO compartirán la mesa durante el evento.

28 Marzo de 2023 01.23

Tras el renunciamiento a no ser candidato en las próximas elecciones, Mauricio Macri se mostró hoy junto a Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich en la cena anual de la Fundación Libertad. Los tres líderes del PRO compartirán la mesa durante la comida que reúne a personalidades y dirigentes del espectro liberal.

Macri, Larreta y Bullrich tienen asignada la misma mesa, frente al escenario del salón central. No obstante, el alcalde porteño estuvo un momento, conversaron durante cerca de 15 minutos y se retiró rumbo a otro compromiso.

El jefe de Gobierno de la Ciudad llegó acompañado por Fernando Straface, secretario General y de Relaciones Internacionales de CABA, y con Felipe Miguel, jefe de Gabinete porteño. Ni bien ingresó por la alfombra roja de la entrada principal, cruzó un abrazo con Fernando De Andreis, secretario personal de Macri, y con el diputado de Evolución radical Rodrigo De Loredo.

reunion
Macri saludó a Rodríguez Larreta al llegar a la cena de la Fundación Libertad

Por su parte, Bullrich fue una de las primeras en llegar. Minutos después de las 20, la ex ministra de Seguridad arribó al lugar acompañada por su esposo, Guillermo Yanco. La presidenta del PRO concedió algunas palabras a medios televisivos y luego comenzó a saludar a la dirigencia que ya se encontraba en Parque Norte. A cada paso que daba, le pedían una selfie. Bullrich caminó lentamente hasta ingresar al salón, entre beso y sonrisa con los dirigentes que se arrimaban a saludarla.

El ex Presidente es la figura estelar del evento que organiza el think tank liberal. Cerca de las 21, Macri ingresó al coqueto salón “Complejo Golden Center”, en Parque Norte. Cuando llegó, ya habían arribado todas las personalidades locales e internacionales. No obstante, el fundador del PRO irrumpió al salón donde se desarrollaba el cocktail inicial y cautivó todas las miradas.

reunion
El ex presidente junto a su esposa, Juliana Awada (Nicolas Stulberg)

Macri estaba sin estar: antes de su llegada al evento, la conversación que circulaba entre los asistentes era en torno a opiniones, comentarios y análisis sobre el anuncio que publicó ayer en torno a su decisión de no postularse para las próximas elecciones.

Este año, Fundación Libertad cumple 35 años y lo celebra con un banquete que reúne a las principales celebridades y figuras del liberalismo argentino y regional. Gerardo y Alejandro Bongiovanni, presidente y director del think tank, estuvieron a cargo de la organización y recepción de los invitados.

Además de Macri, también están los ex presidentes Sebastián Piñera (Chile), Felipe Calderón (México), Tute Quiroga (Bolivia), y la diputada española Cayetana Álvarez de Toledo. A ellos se suma un grupo de legisladores y dirigentes hispanoamericanos.

En tanto que por la Argentina se encuentran los principales referentes de Juntos por el Cambio. Desde Macri, Rodríguez Larreta y Bullrich por el PRO; los senadores Carolina Losada y Luis Naidenoff, así como los diputados Mario Negri, Martín Tetaz y Rodrigo De Loredo de la UCR. En representación de la pata liberal de la coalición opositora sobresalen las presencias de los diputados José Luis Espert y Ricardo López Murphy.

En el mitin liberal también hay intendentes del PRO, diplomáticos, intelectuales y académicos vinculados al liberalismo; legisladores provinciales y dirigentes territoriales de JxC. También hay representantes del sector privado, empresarios y miembros de distintos estamentos del poder judicial.

A lo largo de la jornada, decenas de dirigentes subieron al escenario para decir unas palabras y sobre el final de la noche fue el turno de los ex mandatarios latinoamericanos, con el discurso de Mauricio Macri como cierre de la velada.

Al tomar el micrófono, el ex jefe de Estado argentino comenzó agradeciéndole a la Fundación con unos párrafos que, según él mismo confesó más tarde, fueron redactados por la aplicación de inteligencia artificial ChatGPT: “No les voy a leer todo el discurso, aunque realmente está muy bueno. Esto lo hice porque muestra la revolución tecnológica en la que está la humanidad”, explicó.

Luego, se metió de lleno en la política y remarcó que el país está “todavía sufriendo, con una inflación de tres dígitos, la más alta en 31 años, o sea, nos fuimos 31 años hacia atrás, sin moneda, con más de 40 tipos de cambio, azotados porque avanza de nuevo el narcotráfico y con cortes de luz”

Macri consideró que esta situación es “producto de que nos está gobernando un ejército de demolición que ha hecho un daño nunca visto en tan poco tiempo”, aunque remarcó que él es “optimista” y que “todo este dolor hoy se ha transformado en aprendizaje, en madurez”.

“Hoy los argentinos están viendo lo que no veían hace pocos años y siento que están desesperados por volver a abrazar una cultura del poder sana como la que tuvimos entre el 2015 y el 2019. El fin del populismo nos va a abrir 20 años de crecimiento en la Argentina, pero no van a llegar por un milagro ni por la magia, sino por el trabajo, y no va a ser producto de un salvador, sino de un equipo. Estamos a punto de amanecer”, agregó.

Por último, envió un mensaje que parecía estar dirigido a sus aliados de Juntos por el Cambio, al pedir que “en los meses que vienen, que por suerte ya no son tantos”, tengan “mucha madurez, mucha cohesión, mucha firmeza para defender el proceso que queda hasta este tan esperado cambio de gobierno que está por llegar”.

“Yo no creo que fue una casualidad lo que vivimos en Qatar, fue una confirmación de lo que yo vengo soñando, porque este equipo transmitió madurez mental. Yo estuve, estoy y siempre voy a estar junto a ustedes, pero ahora voy a estar ayudando al próximo presidente a dar vuelta la historia”, finalizó.