• Dólar
  • BNA $816 ~ $856
  • BLUE $1095 ~ $1095
  • TURISTA $1305.6 ~ $1305.6

17 C ° ST 17.57 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Debate Ley Ómnibus

Villarruel quiere evitar tratar el mega DNU en la próxima sesión del Senado

El bloque de Unión por la Patria pidieron llevar el tema al recinto el próximo jueves. El peronismo cuenta con 33 votos y está a cuatro de conseguir el quórum

28 Enero de 2024 21.43

En los próximos días, y en medio de la negociación por el debate de la Ley Ómnibus, comenzará una nueva disputa entre Unión por la Patria y La Libertad Avanza, pero esta vez se trasladará al Senado de la Nación.

El interbloque del kirchnerismo en la Cámara alta, que comanda el formoseño José Mayans, pidió una sesión especial para el jueves de la semana próxima con el objetivo de rechazar el mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Gobierno que desregula la economía.

La bancada presentó el pedido formal con el mínimo de firmas que pide el reglamento, cinco senadores: Mayans, Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), Juliana di Tullio (Buenos Aires), Sergio Leavy (Salta) y Juan Manzur (Tucumán). El interbloque cuenta con un grupo de 33 senadores, por lo que sólo está a cuatro de conseguir el quórum y rechazar el DNU.

Ese escaso número de voluntades que necesita Unión por la Patria para poder abrir una sesión podría salir de los bloques de los senadores provinciales, en donde aparecen Mónica Silva (Juntos Somos Río Negro), y los dos santacruceños que responden al gobernador Claudio Vidal -José María Carambia y Natalia Elena Gadano-, dos misioneros renovadores -Carlos Arce y Sonia Elizabeth Rojas Decut- y los senadores del bloque Unidad Federal -Carlos Espínola, Edgardo Kueider y Alejandra Vigo.

Pero esas posibilidad parece que va a tener que esperar porque la presidenta del Senado, Victoria Villarruel, no tiene en sus planes darle viabilidad al pedido kirchnerista. La versión oficial es que en el despacho de la Presidencia “están analizando el pedido”, pero la realidad es que ya dejaron trascender que no pasará en el corto plazo.

“En diciembre no querían sesionar, querían esperar a febrero, ahora piden abrir el recinto. Van y vienen con los pedidos”, se quejaba un libertario de la Cámara alta respecto del accionar del bloque kirchnerista.

La semana pasada, el medio nacional Infobae había adelantado que el bloque K tenía la intención de avanzar en este camino teniendo en cuenta que la comisión de Trámite Legislativo donde se debía debatir la viabilidad del DNU 70 que deroga 326 leyes y modifica otras tantas nunca se había conformado y se cumplió el plazo de 10 días para que lo trate.

En el resto de los bloques de la oposición hay voces en contra del Decreto de Necesidad y Urgencia. Sin embargo, en esos sectores esperan que la Justicia actúe primero para que el tema no llegue al recinto y tener que afrontar la disyuntiva de votar a favor con La Libertad Avanza o en contra con el kirchnerismo.

Con esta decisión se prevé que el kirchnerismo levante la voz. En los pasillos del Senado se comenta la decisión de Villarruel y se espera la reacción de los senadores K. Todo hace suponer que seguirán en la línea que inauguraron cuando se conformaron las comisiones y acusaron a la Vicepresidenta de actuar de manera arbitraria y dejar afuera a senadores de Unión por la Patria.

“Durante mucho tiempo manejaron el Senado como quisieron. Con Cristina Kirchner nunca se hizo una reunión de Labor Parlamentaria e iban al recinto solamente los temas que ellos querían. Hoy se dio vuelta y la Cámara la manejan los libertarios que, aunque son pocos -solo 7 senadores- tejieron acuerdos. Además, ninguno de los legisladores de los otros bloques va a ir a convalidar el pedido K. Como dijo alguien en Diputados en el plenario de comisiones en el debate de la Ley Ómnibus, los que pedían por el cumplimiento de las normas hasta el pasado 10 de diciembre ahora miran para otro lado y ellos -por los K- que hacían lo que querían, ahora piden por el cumplimiento de las normas”, resumió un senador de la oposición no kirchnerista.