• Dólar
  • BNA $909.5 ~ $909.5
  • BLUE $1245 ~ $1245
  • TURISTA $1455.2 ~ $1455.2

10 C ° ST 9.27 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Recetas

Cómo hacer un Brownie sin azúcar ni harina y con sólo 3 ingredientes

18 Abril de 2024 00.28

A pesar de la ardua rutina laboral, el día está ideal para un permitido saludable y dulce, se trata del complemento ideal para el almuerzo y aquí te enseñamos cómo realizar un delicioso brownie sin azúcar.

Con un nivel de complejidad bajo, esta receta es ideal para los principiantes en cocina como para aquellos expertos culinarios que quieren sumar más conocimiento. ¿Qué necesitás?

Para ponernos manos a la obra, tenés que tener los siguientes ingredientes: 3 huevos, 120 gramos de chocolate y un sobre de endulzante.

Con los elementos sobre la mesa, nos ponemos a cocinar esta económica y nutritiva elaboración con la que vas a sorprender a tu familia. Lo primero que debés hacer es separar las claras de las yemas. A continuación, batí las claras a punto nieve. Reservá las yemas.

Por otro lado, derretí el chocolate de la receta del brownie sin azúcar. Para lograr este paso, lo recomendado es colocar el dulce en el microondas con un programa de 30 segundos, si no, podés acudir al clásico método de baño maría. No olvides chequear con frecuencia para que el chocolate no se queme ni quede muy amargo.

Una vez que tengas el chocolate listo, sumá el endulzante o edulcorante. Además incorporá de a una las yemas que reservaste en el primer paso de este plato dulce. 

Integrá estos ingredientes y ahora llegó el momento de agregar las claras. Tené en cuenta que para que la receta salga perfecta, debés incorporar cada elemento con suavidad y con movimientos envolventes.

Finalmente, prepará un molde con harina y manteca y pasá tu preparado. Ahora llevá tu brownie sin azúcar al horno a una temperatura de 170 grados por alrededor de 40 minutos.

Tras transcurrir el tiempo de cocción establecido, retirá del horno, podés decorar con dulce de leche, merengue o chocolate de manera opcional o simplemente degustar del brownie después de un menú o para una charla con mates de por medio. ¡Manos a la obra!