• Dólar
  • BNA $887 ~ $927
  • BLUE $1280 ~ $1280
  • TURISTA $1419.2 ~ $1419.2

13 C ° ST 10.98 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Para tener en cuenta

Cómo preparar las famosas Cookies Black & White que son un furor en New York

Son un clásico y aparecieron en muchas series de TV. La receta es sencilla y quedan unas galletitas deliciosas para la hora de la merienda.

05 Junio de 2024 16.42

Las Cookies Black and White son una tradición en Estados Unidos, pero en particular en la ciudad de Nueva York está viviendo una especie de moda que las reposicionó como tendencia. Simplemente se tratan de unas galletitas redondas y planas famosas por su look tan de diseño de modas: una mitad está cubierta con un glaseado de chocolate negro y la otra mitad con un glaseado de vainilla blanco.

La principal característica de las Black and White es la masa: la base de la galletita es suave y esponjosa, similar a un pastelito en lugar de una cookie crujiente tradicional. Suele tener un dejo a sabor a limón o vainilla. Luego, la clave es como resolver el glaseado, que es su marca registrada. La mitad negra generalmente se hace con un glaseado de chocolate y la mitad blanca con un glaseado de vainilla.

Su historia y popularidad se centra en Nueva York. El mito dice que las black and white cookies se originaron en las panaderías judías de Nueva York a principios del siglo XX. Las primeras versiones pueden haber aparecido en Alemania, pero se popularizaron en los Estados Unidos gracias a las comunidades inmigrantes. Muchas la llaman “Half Moon”.

Rápidamente se convirtieron en un ícono de la repostería neoyorquina debido a su presencia en muchas panaderías locales y delicatessen judías. Su apariencia única y su delicioso sabor las hicieron híper populares entre los residentes y visitantes de la ciudad. Fueron mencionadas en varios programas de televisión, series y películas, como el episodio “The Dinner Party” de la serie “Seinfeld”, lo que ayudaron a su fama y atractivo cultural.

Así como las “opera”, la “tita” o las “lincoln” son parte de la matriz nostálgicas para los porteños de Argentina, para muchos neoyorquinos, estas galletas evocan recuerdos de infancia y tradición familiar. La combinación de glaseados blanco y negro las hace visualmente atractivas y fácilmente reconocibles. Hay muchas referencias en el arte de esa ciudad a todo lo que sea “Blanco vs. Negro”.

Acá va la receta para hacerlas en casa. Es mejor comerlas dentro de las 24 horas posteriores a la cocción, cuando el pastel está más suave y el glaseado más crujiente. Pero si las guardás en un recipiente hermético a temperatura ambiente, estarán buenas por unos días más.

 

Receta para preparar las Cookies Black & White

 

Cantdad. 12 a 14 galletas

Ingredientes

  • 2 tazas / 255 gramos de harina para todo uso
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • ½ cucharadita de sal marina fina
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ⅓ taza / 80 mililitros de crema agria o yogur de leche entera
  • ⅓ taza / 80 mililitros de leche entera
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de ralladura de limón finamente rallada
  • ¼ cucharadita de extracto de almendras
  • ½ taza / 115 gramos de manteca sin sal, a temperatura ambiente
  • ¾ taza / más 2 cucharadas / 200 gramos de azúcar granulada
  • 2 huevos grandes, a temperatura ambiente

Para el glaseado

  • 2 ½ tazas / 300 gramos de azúcar glass
  • Agua hirviendo, según sea necesario
  • 1 ½ cucharadas de jarabe de maíz ligero
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal de fina
  • 70 gramos de chocolate sin azúcar, derretido y enfriado
  • 2 ½ cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

Instrucciones

  1. Calentá el horno hasta que esté bien fuerte. Cubrir dos bandejas para hornear con borde con papel pergamino.
  2. En un tazón grande, mezclá la harina, el polvo para hornear, la sal y el bicarbonato de sodio. En un tazón mediano, mezclá la crema o yogurt, la leche, la vainilla, la ralladura de limón y el extracto de almendras.
  3. En el tazón de una batidora eléctrica equipada con el accesorio de paleta, bata la mantequilla y el azúcar granulada hasta que esté suave y esponjosa, aproximadamente 5 minutos. Incorporá los huevos, uno a la vez, hasta que se combinen, raspando los lados del tazón según sea necesario.
  4. Bajá la velocidad y agregá ⅓ de la mezcla de harina, luego ⅓ de la mezcla de crema o yogurt. Repetir hasta incorporar ambas mezclas, raspando los lados del tazón según sea necesario. (La mezcla tendrá la consistencia de una masa espesa de bizcocho).
  5. Vertir cucharadas colmadas desde ¼ de taza de masa en bandejas para hornear preparadas, espaciándolas a 2 pulgadas de distancia. (Debe tener de 12 a 14 galletas). Hornee por 6 minutos. Girar las bandejas para hornear. Continuar horneando hasta que las galletas se hayan endurecido y salten cuando se presionen ligeramente en el centro, de 6 a 9 minutos. (Se dorarán solo en la parte inferior). Tené cuidado de no hornearlos demasiado o se secarán.
  6. Pasalas a las bandejas de rejillas y déjelas enfriar durante 15 minutos, luego dejá que se enfríen por completo.
  7. Mientras las galletas se enfrían, hacé el glaseado: colocá el azúcar glas en un tazón mediano y ponele 3 cucharadas de agua hirviendo, el jarabe de maíz, la vainilla y la sal. Continúe batiendo, agregando más agua hirviendo según sea necesario, hasta obtener un glaseado espeso pero untable que tenga la textura de una salsa de chocolate caliente. (Es preferible que sea demasiado espesa a demasiado delgada). Volteá cada galleta y vertí el glaseado sobre la mitad de su lado plano, extendiendo hasta los bordes con el dorso de la cuchara. Colocalo sobre una rejilla para que cuaje. Te sobrará glaseado de vainilla.
  8. Batir el chocolate derretido con el glaseado de vainilla, luego agregar el cacao y suficiente agua a temperatura ambiente para hacer un glaseado espeso pero que se pueda untar. Glaseá la mitad desnuda de cada galleta. Dejá reposar el glaseado durante al menos 1 a 2 horas antes de servir.