• Dólar
  • BNA $884.5 ~ $924.5
  • BLUE $1280 ~ $1280
  • TURISTA $1415.2 ~ $1415.2

8 C ° ST 6.63 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Recetas Fáciles y rápidas

De membrillo y batata: la receta de los mejores pastelitos para comer con el mate

Se pueden rociar con almíbar y decorar con granas celestes y blancas, para celebrar el 25 de mayo y culminar la semana patria.

16 Mayo de 2024 18.29

El 25 de mayo, que celebra el final de la Revolución de mayo y la constitución del primer gobierno patrio en 1810, es una de las fechas preferidas por todos los argentinos, que por primera vez en el año cuelgan las banderas celestes y blancas en sus ventanas y balcones. Lo típico para este día feriado es comer, después del locro humeante, pastelitos de dulce de membrillo o batata (o ambos) con el mate.

Algunas personas son fanáticas de los pastelitos de membrillo, y no aprueban para nada los de dulce de batata. Pero otras prefieren exactamente lo opuesto. Por eso, acá van las recetas de los dos tipos de pastelitos, para que nadie se quede con las ganas y pueda disfrutar de esta dulzura patria.

Según definió el historiador Daniel Balmaceda, en los primeros años del siglo XIX los pastelitos “eran una comida de la tarde”, lo que en la actualidad se puede distinguir como “la hora del té”. Y aportó que la tradición era fabricarlos con la masa que sobraba de otras preparaciones.

El secreto es que la masa –lo ideal es casera, pero se puede hacer trampa y usar las tapas de empanadas hojaldradas- quede bien crocante, crujiente y calentita. En cinco simples pasos, el postre patrio por excelencia estará listo para disfrutar con el mate.

 

Ingredientes para la masa de los pastelitos:

 

  • 500 gr de harina 000
  • 100 gr de manteca
  • 250 cc de agua
  • 1 pizca de sal
  • ½ cucharadita de limón
  • Manteca o margarina y almidón de maíz (para hojaldrar la masa)

 

Ingredientes para el relleno:

 

  • 125 gr de dulce de membrillo
  • 125 gr de dulce de batata

 

Cómo prepararlos

 

Paso 1: arenar la harina y la manteca con las manos. Agregar poco a poco el agua y mezclar. Sumar el limón y, si bien no es necesario amasar, se debe integrar todo bien. Envolver en papel film y reservar durante media hora en la heladera.

Paso 2: estirarla con un palote sobre la mesada apenas enharinada, porque como tiene tanta manteca no se pegará. Luego, prestar atención a estos tips fundamentales: pintarla con manteca o margarina derretida y dejar caer encima el almidón de maíz en forma de lluvia, justamente para que la masa no se pegue y se abra.

Paso 3: doblar la masa en 3, como si estuviéramos cerrando las tapas de un libro, y volver a estirarla. Repetimos el paso de la manteca y la maicena, pero esta vez la enrollamos antes de volver a estirarla. Si la familia prefiere los pastelitos muy hojaldrados, se pueden repetir estos pasos algunas veces más.

Paso 4: cuando la masa quedó estirada de un espesor medio, cortarle los bordes para exponer el hojaldre. Luego, cortar cuadrados de 5 cm de lado y rellenar con un cuadradito del dulce elegido. Pintar los bordes con agua y pegar otro cuadrado por encima, pero de manera diagonal. Luego, hacer un pliegue o pellizco en el espacio de masa que queda entre las puntas.

Paso 5: calentar el aceite a fuego medio y colocar los pastelitos durante unos dos minutos, para que el hojaldre se abra y luzca en todo su esplendor. Luego, subir el fuego a máximo para dorar los pastelitos.

De dulce de membrillo o dulce de batata, los pastelitos estarán deliciosos. Pero para que queden mucho más patrios para celebrar la Semana de mayo, se pueden pintar con almíbar (una medida de azúcar por dos de agua) y, antes de que se sequen, pegarles granas celestes y blancas.