• Dólar
  • BNA $133.00 ~ $141.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $219.45 ~ $232.65

25 C ° ST 23.86 °

Unión Radio 91.3 en vivo

La historia de una polémica infidelidad

El escándalo político detrás de la canción viral "Mi bebito fiu fiu"

El tema que convirtió en tendencia en las redes sociales se construyó a partir de mensajes que habría tenido un expresidente peruano con su amante.

16 Julio de 2022 16.55

Durante estos últimos días circula en redes sociales una canción que se convirtió rápidamente en viral. “Mi bebito fiu fiu” sonó por todo el mundo entre la polémica historia de infidelidad de trasfondo y la posible demanda de Eminem a Tito Silva.

La canción viral tendría como base un escándalo político, que inició con una supuesta infidelidad protagonizada por el expresidente de Perú Martín Vizcarra.

El tema, que ya tiene una versión en alemán, es una parodia musical del DJ y productor musical peruano Tito Silva Music, con la interpretación de Tefi C. La misma está basada en la canción “Stan” de Eminem y “Thank You” de Dido.

Según trascendió, la letra tiene surgimiento en el escándoloso supuesto amorío que habría tenido Vizcarra con una abogada y poeta llamada Zully Pinchi.

La letra utiliza una serie de mensajes que el programa de televisión local Panorama emitió en mayo. Eran unos supuestos audios y mensajes que Vizcarra, que fue presidente de 2018 a 2020, le habría enviado a Pinchi, que es candidata al Congreso por el partido Somos Perú.

Las conversaciones parecían confirmar una infidelidad de él, ya que está casado. Entre las frases, intercambian expresiones cariñosas, como un “fiu fiu” que ella le envió como respuesta a una foto, y un “eres mi bebito y mi rey”.

Si bien el amorío fue negado por ambas partes, las frases se viralizaron y el tema musical fue un éxito en Internet.

Otras de las frases de la canción son “caramelo de chocolate” y “pionono de vitrina”, que se remontan a poemas publicados en el 2014 en el libro Las noches que te soñé.

Problemas legales 

El tema se volvió rápidamente popular al punto en el cual llegó hasta la discográfica de Eminem, que se comunicó con Silva para advertirle que debió haber solicitado los derechos de la canción.

En este sentido, le pidieron al DJ peruano que bajara la canción de la web. Por eso, ante la posibilidad de enfrentarse a una demanda millonaria, Silva saco la canción de las plataformas digitales. Sin embargo, la fama de la canción fue tal que aún circula en versiones piratas y se usa al remix para videos cortos en redes sociales.