• Dólar
  • BNA $816 ~ $856
  • BLUE $1095 ~ $1095
  • TURISTA $1305.6 ~ $1305.6

25 C ° ST 25.24 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Recomendaciones

Los trucos para refrescar la casa durante una ola de calor extremo, sin usar el aire acondicionado

El calor extremo obliga a los usuarios a ser ingeniosos a la hora de refrescar los ambientes sin sufrir por la factura de la luz a fin de mes

07 Febrero de 2024 19.40

La ola de calor que afectó a todo el territorio argentino, llegó a superar los 40°C en algunas zonas, especialmente en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Corrientes y Misiones.

En este contexto, y también teniendo en cuenta la situación económica, muchas personas se preparan para combatir el calor de diferentes maneras sin tener que utilizar el aire acondicionado. Por eso, se compiló una lista con 10 consejos a tener en cuenta para evitar cualquier tipo de problema por la ola de calor.


Tratar, en lo posible, de evitar que entre la luz del sol en los ambientes del hogar en horarios críticos:

Lo primero que se debe evitar es el sol dentro de la casa, ya que eso será lo que más caliente los espacios de forma indeseada. Esto se puede conseguir manteniendo las persianas semi bajas y las ventanas cerradas durante las horas calurosas del día, generando un entorno de sobra en todo el hogar.

Usar ropa suave, nada de ropa ajustada:

En segundo lugar, es ideal usar la ropa más ligera posible cuando hace mucho calor. Si se puede, conviene utilizar remeras de tela suave y evitar lugares donde suele concentrarse mucha temperatura, como lo son las mantas, los sillones y los almohadones.

Aprovechar los horarios donde no pega tanto el sol:

Mientras que el mediodía y la tarde suelen ser horas totalmente extenuantes -con las temperaturas más altas registradas entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde- donde la casa debe estar cerrada para que no entre aire caliente, la noche y la madrugada suelen ser los horarios ideales para abrir las ventanas y ventilar el hogar con un poco de aire fresco.

Ventilación cruzada:

Con el tema de la ventilación se recomienda dejar abiertas las ventanas en lados opuestos de la casa, lo que permite crear una corriente de aire fresco la cual ventila el hogar y lo enfría. Eso sí, se debe tener cuidado con las puertas ya que el viento las puede cerrar con fuerza.

Apagar dispositivos electrónicos que no se usen:

Un punto bastante obvio es el de los dispositivos electrónicos, los cuales por el simple hecho de estar funcionando suelen generar un calor extra en la casa. Por eso es recomendable apagar todo lo que no se esté usando activamente, en un esfuerzo por enfriar el hogar.

Comer comidas frescas:

Uno de los electrodomésticos que más calor produce es el horno, mientras que las comidas calientes suelen ser contraproducentes para combatir una ola de calor. Es por eso que se recomienda comer comidas frescas que se pueden consumir frías y no requieran el uso de este aparato en el proceso.

Bolsas de agua fría:

Algo muy común para combatir el frío es utilizar bolsas de agua caliente y dejarlas cerca. Y en el caso del calor funciona igual pero a la inversa, ya que se puede llenar dichas bolsas con hielos y armar así bolsas de agua fría que sirven para refrescarse a uno -y al hogar en el proceso-.

Limpiar el piso con agua fría:
Los pisos que son de madera o de loza suelen absorber muy bien el calor, por lo que es común que se calienten en verano. Es por eso que se recomienda limpiar los pisos con agua fría con el objetivo de enfriarlos y refrescar la casa en el proceso -una tarea tediosa pero que a la larga cumple el objetivo-.

Poner hielo delante del ventilador:

Un truco muy conocido para reemplazar el aire acondicionado está en poner un balde con hielo delante del ventilador. Esto genera que el aire desplazado sea frío, lo que refresca la habitación y baja la temperatura. Para un mejor efecto, se puede agregar un poco de sal al hielo ya que generará un temperatura un poco más baja.

Darse duchas frías, en lo posible:

Por último, se recomienda tomar duchas frías durante los días de calor extremo, bajando la temperatura corporal y mientras que refresca el cuerpo. Si la ducha no es posible, también sirve mojar las muñecas 10 segundos en agua helada, lo que producirá una sensación de frescor que perdurará durante aproximadamente una hora.