• Dólar
  • BNA $133.00 ~ $141.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $219.45 ~ $232.65

26 C ° ST 25 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Buenos Aires

Un hombre murió en el hospital y su perro se quedó en la sala de espera del hospital

29 Julio de 2022 14.29

La imagen de un perro acostado en el sillón de una sala de espera de un hospital conmovió profundamente a la comunidad de La Plata. El animal pertenecía a un hombre que murió en las últimas horas, y su mascota se quedó aguardándolo en el lugar.

Luego de varias horas, personal de seguridad lo sacó a la calle y los vecinos lo buscan para brindarle un hogar.

 

 

La historia detrás del perro que esperaba en una sala de hospital y se volvió viral

 

Un video en el que se lo ve acurrucado en un sillón circuló por las redes y conmovió a los usuarios. El perrito estaba en una sala del hospital Rodolfo Rossi aguardando a su dueño, que murió allí hace pocas horas.

Cabizbajo y resguardándose del frío, acurrucado en una silla, el animal fue grabado en la sala de espera a la que llegó cuando su dueño -de quien no trascendió la identidad ni detalles sobre sus problemas de salud- fue internado.

El perrito estuvo varias horas en una de las salas del hospital. (Foto: Facebook- Hospital Rossi).
El perrito estuvo varias horas en una de las salas del hospital. (Foto: Facebook- Hospital Rossi).

El hombre finalmente murió en el centro de salud y, desde ese momento, la mascota no se quiso mover del lugar. La acción conmovió a todo el personal del hospital, que incluso intentó retener al perro. Sin embargo, no se dejó tocar y pasó tanto tiempo en el lugar que la gente de seguridad decidió sacarlo a la calle.

Al enterarse de la situación, varios grupos de búsqueda de mascotas y refugios de los animales se pusieron en campaña para encontrarlo y conseguirle un nuevo hogar, ya que nunca fue reclamado por familiares del hombre fallecido.

Según informó Valentina, una de las personas detrás de la búsqueda del animal, al sitio 0221, en las últimas horas apareció una mujer interesada en adoptarlo. Se trata de una empleada del Rossi.

La última vez que se lo vio, el perrito estaba en una remisería de la zona, ubicada en las calles 37 y 116, pero cuando llegó la mujer, ya se había ido.