Escándalo en Reino Unido

Un diputado conservador fue denunciado por ver pornografía en plena sesión del Parlamento

El hecho habría ocurrido en reiteradas ocasiones. Pidieron que se lleve a cabo una investigación por conducta sexual inapropiada.

28 Abril de 2022 01.55

El Partido Conservador británico solicitó investigar a uno de los líderes de su bloque en la Cámara de Comunes tras ser denunciado por ver pornografía en reiteradas ocasiones, principalmente en sesiones del Parlamento y reuniones del comité. El último de estos “incidentes” ocurrió junto a una ministra, confirmó The Guardian.

A horas de la noche del lunes, un grupo de 14 parlamentarias se acercaron a uno de los principales referentes del espacio, Chris Heaton-Harris, para quejarse respecto del sexismo que se vive en las inmediaciones de la Cámara Baja. Fue allí que una de las presentes relató su experiencia personal.

Sin revelar la identidad del sujeto, señaló que uno de sus colegas de sexo masculino vio contenido pornográfico desde su teléfono en varias sesiones. Al parecer, no habría sido la única en tener que lidiar con aquel individuo. En consecuencia, pidieron que se lleve a cabo una investigación por conducta sexual inapropiada.

La líder laborista Angela Rayner denunció a un miembro del Partido Conservador por mirarle las piernas
La líder laborista Angela Rayner denunció a un miembro del Partido Conservador por mirarle las piernasAgencia AFP

Luego de que el caso saliese a la luz, se presentó una lista al Esquema Independiente de Quejas (ICGS) de al menos 56 otros parlamentarios, denunciados por “actividades sexuales” de la misma índole. El listado incluye a cinco ministros que integran el Gabinete de Reino Unido, creado por Boris Johnson.

La noticia generó revuelo y se sumó a demás episodios dentro del Parlamento británico, que ocurrieron la semana pasada. Entre ellos, otro parlamentario conservador fue denunciado por misoginia luego de que, según BBC, no parase de observar como la líder laborista Angela Rayner cruzaba y descruzaba las piernas.

Con motivos en los diversos escándalos, el primer ministro británico fue consultado respecto de si este tipo de situaciones pueden ser motivo de despido. “Por supuesto. Es intolerable”, dijo. El secretario de prensa del Partido Conservador, por su parte, negó la presencia de conductas misóginas y sexistas dentro del bloque.

Britain's Prime Minister Boris Johnson briefs the media during the Munich Security Conference in Munich, southern Germany, on February 19, 2022. - During the 58th Munich Security Conference running from February 18-20, 2022, international diplomats and experts meet to discuss topics such as global order, human and transnational security, defense or sustainability. (Photo by Matt Dunham / POOL / AFP)
Britain's Prime Minister Boris Johnson briefs the media during the Munich Security Conference in Munich, southern Germany, on February 19, 2022. - During the 58th Munich Security Conference running from February 18-20, 2022, international diplomats and experts meet to discuss topics such as global order, human and transnational security, defense or sustainability. (Photo by Matt Dunham / POOL / AFP)MATT DUNHAM - POOL

Incluso, planteó otra mirada respecto de si mirar pornografía en plena sesión parlamentaria debería ser una acción digna de ser sancionada. “No estoy al tanto de la acción disciplinaria. Obviamente, es un comportamiento inaceptable. Pero hasta que no sea investigado, presuponemos inocencia”, remarcó.

Desde el partido laborista, asumen que el hecho es el más escandaloso desde el vivido en 2017 en Westminster. En aquella época, y bajo el mandato de Theresa May, un total de 40 diputados conservadores terminaron siendo denunciados por comportamientos sexuales inapropiados.

Un 39% de las alrededor de 1377 quejas recibidas relataban experiencias de acoso no-sexual o bullying, mientras que el 19% informó de “experiencias de acoso sexual, incluyendo haber sido testigo de comportamiento sexual inapropiado y/o conductas abusivas”.

La Cámara de los Comunes deberá decidir ahora la suerte del Brexit
La Cámara de los Comunes deberá decidir ahora la suerte del BrexitAFP

Varios de los involucrados, además de renunciar voluntariamente a sus puestos, afirmaron fehacientemente haber incurrido en este tipo de acciones: Desde mantener “charlas sexuales” y poner apodos eróticos a distintas referentes parlamentarias hasta solicitar a sus secretarias la compra de juguetes sexuales.

Un informe divulgado por la agencia Reuters determinó meses después de trascender el mega escándalo que “casi una de cada cinco personas que trabajan en el parlamento británico fueron acosadas sexualmente o fueron testigo de comportamientos inapropiados en 2017″.

En el marco de la investigación actual, se aguarda conocer mayores detalles sobre las denuncias emprendidas por las referentes laboristas en los próximos días.