• Dólar
  • BNA $165.75 ~ $173.75
  • BLUE $309.00 ~ $313.00
  • TURISTA $272.25 ~ $285.45

36 C ° ST 33.11 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Moreno

Femicidio de Susana Cáceres: un pantalón manchado, un cuchillo y un video, los datos claves tras el último detenido

Ramón Sosa Lescano, un remisero de Bella Vista con antecedentes por abuso sexual y violencia de género, fue detenido el lunes por la noche. Una filmación de una cámara de seguridad lo ubica, con al menos una persona más, en la zona en la que encontraron el cuerpo de la víctima.

(Foto: DDI)

22 Noviembre de 2022 17.35

Tres datos claves incriminan cada vez más a Ramón Sosa Lescano, el último detenido por el crimen de Susana Cáceres, que tiene antecedentes por abuso sexual y violencia de género.

Pero su historial judicial no fue lo que más pesó a la hora de la detención que ordenó la fiscal Luisa Pontecorvo, sino su relación con el homicidio de la mujer de 42 años y su cercanía con la escena del crimen.

El nulo movimiento en la autopista Camino del Buen Ayre, a la altura de Ituzaingó -cerca del Río Reconquista-, agilizó el trabajo de los investigadores, que detectaron un particular movimiento de una camioneta Renault Duster, que estuvo parada durante más de 50 minutos en el acceso al descampado en el que una semana después encontraron el cuerpo de Susana Cáceres.

La camioneta era de Ramón Sosa Lescano, un remisero de Bella Vista, que no estaba solo en el lugar. Al menos una persona, según se observa en las imágenes, lo ayudó a bajar un “bulto” del vehículo que estaba estacionado de culata orientada hacia el descampado.

El seguimiento de la camioneta los llevó hasta la casa de los padres de Sosa, donde realizaron un allanamiento de urgencia. Allí secuestraron su teléfono celular, algunos cuchillos y un pantalón con algunas manchas. “Podrían ser de sangre, ahora están siendo peritadas”, confirmaron fuentes judiciales.

susana caceres
Fuentes judiciales informaron que el cuerpo de la víctima tenía lesiones propias de haber padecido un abuso sexual. (Foto: Télam / Pepe Mateos)

A esos indicios se le sumaron los antecedentes penales que tiene Lescano por encubrimiento y resistencia a la autoridad -por la que recibió una suspensión de juicio a prueba y le dieron una probation- y las dos causas archivadas por tentativa de abuso sexual y lesiones agravadas por mediar violencia de género contra su expareja. Todo eso hizo que la fiscal Luisa Pontecorvo ordenará su detención.

El remisero de Bella Vista será indagado este miércoles por la fiscal y ahí se buscará aclarar qué hacía cerca del Río Reconquista el sábado 12 de septiembre, cuatro días después de la desaparición de Susana Cáceres y una semana antes de que encuentren su cuerpo en ese descampado. También se intentarán recolectar datos para dar con la otra persona que ayudó a Sosa Lescano esa noche.

Quien todavía continúa detenido es Alberto Peralta, el hombre al que las amigas de la víctima señalaron como pareja de Susana, por portación de armas de guerra. Según informaron fuentes policiales, la mujer de 42 años habría tenido una discusión con Peralta el lunes 7 de noviembre, un día antes de la desaparición.

 

La autopsia al cuerpo de Susana Cáceres

El resultado final de la autopsia reveló que la mujer fue abusada sexualmente antes de su muerte. El informe estableció que la muerte sucedió entre 7/10 días previo al hallazgo del cadáver.

Fuentes judiciales informaron que el cuerpo de la víctima tenía lesiones propias de haber padecido un abuso sexual. Susana Cáceres sufrió múltiples heridas punzocortantes, presentó hematomas en el cuerpo a causa de palazos, un golpe en la cabeza con un objeto contundente y tenía marcas en el cuello por asfixia.

La hipótesis de los investigadores es que la mujer fue llevada muerta hasta el lugar donde finalmente la encontraron. Al estar tapada con una lona blanca y ramas quemadas, los agentes sospechan que habrían intentado prenderle fuego.

El reconocimiento del cuerpo se logró en base a un tatuaje con el símbolo de “Chevrolet” que llevaba Cáceres en uno de sus antebrazos y la vestimenta que tenía puesta antes de desaparecer.